Cultura y Espectáculos

Pedro Lezcano vive en la voz del pueblo

En la sede de Presidencia del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife se exaltó ayer la figura del poeta, con la intervención de políticos, alumnado del IES Barranco de Las Lajas y Fabiola Socas.
Sergio Lojendio (@sergioloj)
20/feb/16 6:07 AM
Edición impresa

Sergio Lojendio (@sergioloj)

E l poeta canta así: "Que no me pida licencia quien quiera cantar mis versos. Las palabras son de todos; si no ¿para qué las quiero?", un poema dedicado a Mestizay.

Así se hace popular, en su propósito de que los lectores comprendan, a través de la forma, "las palabras que podrían cambiar el mundo", dice, tal es la condición de un intelectual comprometido en compartir su ideario.

El salón de actos de la sede de Presidencia del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife acogió ayer los ecos de un homenaje a las letras en la figura del poeta Pedro Lezcano, un tipo de encuentros que se acompañan siempre de esa liturgia propia de una ceremonia institucional, con el escaso público puesto en pie al compás de las notas del Himno de Canarias, incluidas como colofón de un acto marcado por un guion ciertamente repetido.

Ese fue el tono de las intervenciones por parte de la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, Teresa Lorenzo Rodríguez, un área que precisamente ha disminuido su presupuesto en el presente ejercicio; del alcalde de Los Realejos, el popular Manuel Domínguez, municipio natal de Viera y Clavijo, y del presidente del Gobierno, Fernando Clavijo.

Acaso hayan calado, como la lluvia, las intervenciones del alumnado del IES Barranco de Las Lajas, que se alongaron al atril para recitar desde el alma algunos versos de Pedro Lezcano, un símbolo si se quiere de aquella imagen de Gabriel Celaya: "la poesía es un arma cargada de futuro".

Y como las formas de la poesía popular siempre se han prestado a ser cantadas, porque "hasta que el pueblo las canta, las coplas, coplas no son y cuando las canta el pueblo ya nadie sabe el autor" (Facundo Cabral), la presencia de la intérprete Fabiola Socas consiguió alumbrar la raíz.

Para ella representó algo especial reencontrarse con la voz y la palabra y fue así como desveló que, siendo pequeña, había pocos libros en lenguaje Braille "y menos aún de autores canarios", de forma que descubrió a Lezcano escuchando un disco donde recitaba sus propios versos, un sonido que la emocionó hasta el llanto.

Entre el público, la viuda de Carlos Pinto Grote, otro de los que se fueron para quedarse siempre, una voz comprometida con el prójimo y su tiempo.

Y como "poeta de la sencillez", que así lo describe Antonio Bolaños en el prólogo de "Poesía prometida", Pedro Lezcano vive en la voz del pueblo.

¡Que cojan la maleta!

Un grupo de alumnos de 4º de la ESO del IES Barranco de Las Lajas, que consiguieron superar la adversa meteorología, entregó al acto de ayer el recitado de varios poemas. Desde "¿Posesión?", pasando por "Mujeres saharauis" y terminando con "La maleta", que Lezcano concebía como un monólogo teatral, y cuyo estribillo resonó como un himno entre las paredes del salón de actos. "¡Que cojan la maleta!".

Fabiola Socas, sublime

La excepcional voz de Fabiola Socas, acompañada por Juan Carlos Pérez Brito y J. Antonio Afonso, revivió la figura de Pedro Lezcano. El enorme gusto que destila su manera de cantar, la dulzura del recitado y su reconocimiento a quien desde la poesía le regaló imágenes.

Viera... y Clavijo

El Día de las Letras Canarias se celebra el 21 de febrero, fecha del fallecimiento de José de Viera y Clavijo. Otro Clavijo, el presidente del Gobierno, cerró el acto destacando de Lezcano que "hiciera de su amor por Canarias un compromiso social y político de por vida" y subrayando el espíritu de lucha y el inconformismo del poeta, que, dijo, "sigue siendo necesario hoy en día, aunque las circunstancias hayan cambiado".