Deportes

A la caza del lateral izquierdo que falta

Dos jugadores con el mismo apodo, Nano, y especialistas en el carril zurdo suenan para reforzar al Tenerife El último en surgir tiene un año de contrato con la Ponferradina y reconoce que Quique Medina se ha interesado en sumarlo a su proyecto.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
4/jul/13 0:56 AM
Edición impresa

Uno de los puestos que necesita reforzar el Tenerife es el lateral izquierdo. De momento hay un único especialista en esa demarcación en la plantilla blanquiazul, el madrileño Raúl Llorente, que aceptó renovar su contrato hasta el mes de junio de 2014. Su competencia para hacerse con un lugar en las alineaciones titulares es, de momento, una incógnita, aunque en los últimos días han surgido varios candidatos a sumarse al proyecto que está diseñando el director deportivo, Quique Medina.

Si el martes apareció la opción del futbolista del Osasuna Fernando Macedo da Silva, Nano, ayer se sumó la alternativa de un carrilero zurdo que, curiosamente, tiene el mismo apodo que el anterior. Se trata de Mariano González Maroto, informó la web "deporpress.com".

Este segundo Nano pertenece a la Ponferradina, conjunto con el que intervino en 41 partidos de Liga -solo se perdió uno- y marcó dos goles en la 12/13. Llama la atención que, siendo defensa, este malagueño de 29 años recibió tres tarjetas amarillas y ninguna roja.

El interés del Tenerife en Mariano González no es reciente. De hecho, fuentes relacionadas con el futbolista aseguraron a EL DÍA que el club blanquiazul inició las gestiones para tantear su fichaje hace unos veinte días, y que se encontraron con el obstáculo de que a Nano le queda un año más de contrato con el conjunto berciano. El jugador está al tanto del interés y le consta que llegaron a entablarse conversaciones con sus representantes, pero también asegura que no ha recibido noticias en los últimos días sobre los movimientos que está realizando el dirigente del Tenerife.

Mariano ha tenido una carrera deportiva marcada por los constantes cambios de equipo y por los saltos de la Segunda B a la Segunda A y viceversa. Debutó en la categoría de bronce con 20 años, en las filas del Marbella y, a partir de ahí pasó por el Barcelona B, donde coincidió con el tinerfeño Pedro Rodríguez, Córdoba, Lleida, Cartagena, Cádiz, Oviedo y, finalmente, Ponferradina. En el recuerdo de la afición del Tenerife quedará el gol que le marcó al conjunto entrenado en ese entonces por Antonio Calderón en la visita de los blanquiazules al Carlos Tartiere en la temporada 2011/2012.

A todo esto, el otro Nano, el del Atlético Osasuna, seguía ayer sin devincularse del equipo navarro, pese a que el director deportivo de este club, Martín González, dio por hecha la marcha del lateral gallego. Sin embargo, Macedo da Silva desmintió ayer que hubiera firmado su desvinculación. Lo quieren el Numancia y el Mirandés -Arconada lo conoce bien- y podría tener una propuesta de un equipo de Primera División.