Deportes

Un flojo Tenerife salva un punto gracias a su portero

Longo y Álvaro Peña marcaron de penalti en la primera mitad El Alcorcón gozó de muchas ocasiones para haberse impuesto.
Ó.H. (@maverickgold)
18/feb/18 1:44 AM
Edición impresa

E ra el momento de la confirmación de que la reconversión vista ante el Córdoba no era fruto del chorro de aire que insufló Joseba Etxeberria en sus primeros días al frente del bastón de mando del banquillo blanquiazul. Tras una más que correcta puesta en escena de la primera obra del preparador vasco, llegaba el momento de ratificarlo en ese escenario en el que el Tenerife se ha sentido toda la temporada como pez fuera del agua: los partidos fuera de casa. Por tanto, el examen de Alcorcón, sin además el concurso de piezas básicas como Camille y Luis Milla, no era un partido más. El duelo frente a los de Julio Velázquez se convertía en el enfrentamiento clave para ver si había resurrección real o un simple día de lucidez transitoria ante el endeble Córdoba CF.

Tocaba por lo tanto comprobar cómo se movía el "nuevo" Tenerife a domicilio y la verdad es que, sobre todo en la primera parte, defraudó en una puesta en escena menos guerrillera que la semana anterior, pero sobre todo sin chispa ni intensidad para sacar partido al torrente de talento que de nuevo se juntó en zona de ataque (Mula, Casadesús, Villar y Longo). Aitor, Iñaki y Longo eran las tres novedades de Etxeberria y fue precisamente el ariete italiano el que muy pronto (3') adelantaba al Tenerife de penalti, tras un derribo a Juan Villar, que no desaprovechó el ex del Girona para marcar su décimo gol de la Liga. Un penalti inexistente que luego fue compensado por el árbitro vasco Sagués Oscoz con otro favorable al Alcorcón y que supuso la igualada a los 30 minutos, en una "caricia" de Luis Pérez a Mateo que el colegiado interpretó como penalti, y que no desperdició Álvaro Peña para equilibrar el choque. Pero entre los dos goles, hubo un tramo de partido en el que el CD Tenerife se dejó en la Isla toda la intensidad y la presión incómoda al rival que sí ofreció en el debut de Joseba Etxeberria. Casadesús y Longo no se mojaron para ensuciar la salida del balón de un Alcorcón que empezó pronto a sentirse cómodo y suelto, con Kadir y Álvaro Peña merendándose a Aitor y Alberto, mientras que Sangalli y Mateo García, que por primera vez coincidían de inicio en el cuadro amarillo, se la iban liando a Luis Pérez e Iñaki, estando mejor vigilado Jonathan Pereira por Aveldaño y Jorge.

Pero afortunadamente el Tenerife tiene un extraordinario portero -con sus días malos también-, que empezó a atajar y desviar todo lo que el Alcorcón le tiraba. En el minuto 11 le sacó un disparo potente y ajustado al ángulo a Sangalli. en el 27', tras un error garrafal de los blanquiazules tras un córner, Mateo García se volvía a topar con Dani después de una contra vertiginosa de los locales. Tras el 1-1, los de Julio Velázquez tuvieron un par de ocasiones más antes del descanso: una de Sangalli en el 38', cuyo tiro se fue alto cerca del larguero, y otra de Kadir en el 45' con un disparo que rozó el poste.

Al vestuario se iba el Tenerife con dudas, y con la sensación de que estaba muy por debajo de su oponente, en el cuerpo a cuerpo, y en el manejo de un partido en el que había sido muy inferior a pesar de marcar primero. El segundo tiempo solo sirvió para corroborar que el Tenerife de Etxeberria está, de momento, tan disperso y a merced de los rivales que el de Martí. Dani Hernández volvió a desviar a saque de esquina un tiro de Pereira en el minuto 50, córner que originó una nueva oportunidad del defensa Burgos que Dani vuelve a abortar. Y así continuó el Tenerife firmando una pobre actuación y escapando de la quema gracias a su portero y sin dar signos de ser un equipo recuperado tras la reactivación del primer partido de Etxeberria. Minuto 56: Pereira lanza fuera una asistencia de Kadir al segundo palo. Minuto 61: Mateo dispara rozando el larguero en la enésima llegada alfarera. Solo un tiro desviado de Villar fue el mínimo esbozo ofensivo del conjunto tinerfeñista, al que su entrenador le intentó meter más aguardiente con Bryan Acosta en lugar de un espumoso Casadesús, y poco después dando entrada a Juan Carlos para buscar mejorar ese último pase que no acababa de llegar.

Poco más se vio ya en el partido salvo la expulsión del técnico del Alcorcón por protestar y la tardía salida al césped de Malbasic. La semana anterior magistral y ayer desterrado 87 minutos en el banquillo y que salió para dar fe de otro decepcionante partido del CD Tenerife.

1-1

ALCORCÓN TENERIFE

AD Alcorcón: Casto (1), Laure (1), Esteban Burgos (2), David Fernández (1), Bellvis (2); Álvaro Peña (1), Errasti (1), Kadir (1); Mateo García (2), Sangalli (2) y Jonathan Pereira (1). En el minuto 70, Pablo Martínez (1) sustituyó a Kadir; en el minuto 82, Dorca (s.c.) reemplazó a Álvaro Peña; y Asdrúbal (s.c.) a Pereira (85').

CD Tenerife: Dani Hernández, Luis Pérez, Jorge, Aveldaño, Iñaki; Alberto, Aitor Sanz; Juan Villar, Álex Mula, Casadesús y Malbasic. En el minuto 59, Bryan Acosta sustituyó a Casadesús; en el minuto 75, Juan Carlos reemplazó a Villar; y Malbasic a Longo (87').

Árbitro: Gorka Sagués Oscoz (0), del Comité Vasco, Ríos Pérez y Canales Cerdá fueron sus asistentes. Erró en la señalización de los dos penaltis, que no fueron. Expulsó al entrenador del Alcorcón, Julio Velázquez por protestas (79'). Amonestó a Luis Pérez (30'), Longo (39'), Ernesto Burgos (45'), Aitor Sanz (54') y Sangalli (69').

Goles: 0-1, m. 3: Longo de penalti; 1-1, m. 30: Álvaro Peña de penalti.

Incidencias: Partido de la jornada 27 de la Liga 1 2 3, disputado en el estadio Municipal de Santo Domingo ante 3.115 espectadores, según cifras oficiales. Tarde fría, unos 9 grados, y césped en aceptables condiciones. Los blanquiazules Paco Montañés y Luis Milla, ausentes por lesión, siguieron el partido desde uno de los palcos privados del estadio de Santo Domingo. Unos 60 seguidores del CD Tenerife animaron a los suyos desde las gradas, entre ellos los integrantes del CD Cruz Santa. Pedro Rodríguez Zaragoza, director general del CD Tenerife, también estuvo presente en el feudo madrileño junto al consejero del representativo José Francisco Mares.