Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP no negociará el cambio político en Andalucía con Vox leer

El Iberostar afronta hoy un partido clave

El conjunto tinerfeño recibe en el pabellón Santiago Martín al Delteco GBC con la ausencia de Mateusz Ponitka, lesionado de un esguince de tobillo Ganar supondría mantener intactas las opciones de continuar luchando por el "playoff" por el título.
Javier Sotomayor, S/C de Tenerife
11/abr/18 6:17 AM
Edición impresa
El Iberostar afronta hoy un partido clave

El Iberostar Tenerife afronta hoy un partido clave para seguir luchando por estar en el "playoffs" por el título. El conjunto de Fotis Katsikaris recibe al Delteco GBC en un duelo que se podría considerar una final para los aurinegros, que saben que con tanta igualdad en la zona media de la tabla perder un partido en casa sería determinante.

Pero el conjunto insular está preparado para sacar adelante el encuentro. El cuadro aurinegro tiene las cosas claras, y aunque el técnico no contará con el internacional polaco Mateusz Ponitka, lesionado en el tobillo, el grupo sabe que debe dejar claro hoy que sigue siendo un candidato a estar entre los ocho primeros.

La ausencia del alero supondrá la vuelta al grupo del escolta Davin White, jugador que ha estado ausente en las dos últimas convocatorias y que hoy tendrá la ocasión de reivindicar de nuevo su lugar dentro del equipo. White siempre ha sido un hombre importante y esta vez el equipo necesita su aportación ofensiva.

El Iberostar Tenerife tendrá enfrente a un rival que ocupa la decimotercera posición con diez triunfos, que sigue mirando hacia los equipos que ocupan los últimas lugares, pero con una ventaja de tres triunfos sobre el penúltimo.

En el encuentro de esta noche, que no podrán contar con su estrella, Henk Norel, que también está lesionado, afrontarán el choque con mucha mayor tranquilidad y presión que los tinerfeños, pero con la idea clara de sumar ese triunfo que los aleje definitivamente de la zona baja.

Es cuestión de mantener un trabajo colectivo en defensa y de controlar el rebote para, en ataque, minimizar las pérdidas y aprovechar el equilibrio para poder mantener el acierto exterior.