Deportes

La desventaja, un obstáculo constante

El Tenerife volvió ayer a encajar primero, igual que en nueve de las once jornadas anteriores "Parece que estamos esperando a que nos hagan daño para reaccionar", admite Luis Pérez.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
4/nov/18 6:37 AM
Edición impresa
La desventaja, un obstáculo constante

El Día, Santa Cruz de Tenerife

La obligación de remontar se ha convertido en el denominador común de casi todos los partidos que ha disputado el Tenerife esta temporada. En Liga, después de doce jornadas, el equipo blanquiazul solo ha tenido ventaja en el marcador en dos fechas, las correspondientes a la visita al Córdoba (1-1) y al triunfo ante el Cádiz.

Quitando esas dos excepciones, el Tenerife se acostumbró a esta dificultad desde el inicio de la competición. En la doble salida a Tarragona y Almería, fue el adversario el que marcó primero. Luego pasó lo mismo en los compromisos con el Deportivo, Málaga y Reus, hasta que, en el debut de Oltra, Naranjo firmó un 0-1 en El Arcángel (1-1 al final). La tendencia pareció cambiar definitivamente con el 1-0 al Cádiz, pero regresó a su cauce en los choques con el Mallorca, Zaragoza y, ayer Numancia. En medio, un 0-0 con el Lugo.

Uno de los titulares en Los Pajaritos, Luis Pérez, fue claro en el momento de analizar esta situación. "Parece que nos tienen que pegar una hostia para que espabilemos", afirmó el lateral sevillano. "Somos los primeros que no queremos que pasen estas cosas, pero, al final, queda la impresión de que estamos esperando a que el rival nos haga daño, y es algo que tenemos que cambiar, sobre todo en los partidos fuera de casa".

El defensa reconoció que el Tenerife no está siendo convincente. "Es verdad que no jugamos como queremos y que tampoco tenemos los puntos que nos gustaría", dijo Luis Pérez esperando que el resultado de la próxima jornada sea diferente. "En el Heliodoro es otro rollo", destacó el de Utrera.

Comienzos fríos del Tenerife, dominio de los rivales desde las primeras jugadas... Guiones como el de ayer se han repetido en casi todos los encuentros disputados por el equipo blanquiazul en campo contrario. La solución parece tan clara como lejana de la realidad del Tenerife. Al menos, en la plantilla tienen la sensación de que el remedio pasa por "salir mentalizados e ir a por el partido desde el principio". Es la lectura que ofrece uno de los titulares habituales, Alberto Jiménez, para quien el sistema táctico que elige el entrenador no es tan influyente. "Jugar con una defensa de cuatro o de cinco da igual", comentó el majorero tras la derrota en Los Pajaritos. Haciendo un balance del recorrido del Tenerife en sus visitas, confesó que "no sabría decir" qué le está pasando a un equipo que todavía no ha podido ganar lejos del Heliodoro Rodríguez López. "Lo que sí está claro es que tenemos que espabilar, porque parece que es el rival el que tiene que marcar primero para que reaccionemos", opinó el defensa y también centrocampista blanquiazul. En su análisis del partido de ayer, Alberto advirtió de que "hubo falta sobre Dani en la jugada del primero gol", pero aclaró que ese supuesto error arbitral no le debe servir de "excusa" al Tenerife. "Ahora hay que cambiar la dinámica", concluyó.