Deportes

Dani, sensacional, salvó un punto

Un Numancia notable dominó el juego y dispuso de media docena de ocasiones ante un Tenerife plano en su juego Milla hizo un gol olímpico en el 23', pero el equipo ya no generó más ocasiones
Ventura González
11/mar/19 6:28 AM
Edición impresa

Ventura González

E n el carrusel de emociones de los últimos diez minutos, el Tenerife salió bastante mal parado. Ganaba 1-0, sin haber jugado para merecerlo, y parecía haber superado el peor trance de su inferioridad, apoyado en dos grandes paradas de su portero para conservar una ventaja que representaba todo un estirón en la tabla. De repente, en la jugada más sencilla de defender, encajó el empate, y las malas sensaciones que había dejado con su juego se convirtieron en síntomas preocupantes para este tercio final de la temporada, en el que cada vez se va reduciendo más el margen de error.

El argumento del encuentro tiene una línea sostenida: el control del Numancia (68% de posesión), su manejo del ritmo del juego, antes y después de encajar un gol que no parecía de este partido. El Tenerife siempre fue detrás de los sorianos. No tuvo el balón, trató de presionar y se cansó de intentar interrumpir al circuito de elaboración de un rival admirable. López Garai tiene razones para disfrutar de su obra. Juegan 4-3-3, hacen el campo ancho y progresan hacia el área rival a base de tocar y moverse. Generan superioridad en todas las zonas, en especial metiendo por dentro a los dos atacantes de banda, Oyarzun y Villalba, que son el reflejo de su equipo, jugadores modestos de gran aportación al colectivo, dentro de un funcionamiento muy trabajado. Siempre pareció que había más elementos de rojo que de blanco, y no cambió nada con la inyección de confianza que suministró al Tenerife el gol de Milla. El madrileño cerró, como él suele hacer, un lanzamiento de córner y esta vez encontró la colaboración del meta Juan Carlos, que regaló el segundo palo y cuando quiso recular se encontró bloqueado. Como detalle, hay que reparar en que ese córner llega tras la posesión más larga del Tenerife en el primer tiempo...

El tanto de Milla llegó en el 23', pero tras tres avisos de los sorianos en el área de Dani, una salvada por Alberto a disparo de David (3'), que luego controló mal para quedarse solo ante el meta. Tal vez la más clara fue el remate de Oyarzun (16'), que se elevó demasiado. Hasta el descanso, Villalba, con un cañonazo frontal (38') y Ganea (42') volvieron a darle trabajo a Dani. Los esfuerzos del Tenerife estaban dedicados a cerrar espacios, a contener, a tratar de agarrarse al partido a través de administrar más tiempo el balón. No pudo.

La salida del equipo de Oltra tras el descanso fue un reflejo de su propósito de invertir la situación. Con más brío que otra cosa, fue capaz de disparar tres veces desde lejos. No hubo más, salvo una acción en la que Malbasic rondó el gol tras un córner ensayado. Enseguida el campo fue inclinándose hacia el lado ofensivo de los rojillos, que pivotaron su asedio sobre la figura de un inmenso Diamanka. Hay pocos centrocampistas en la categoría, que manejen los hilos de su equipo y luego se prodiguen tanto en el área. Suyos fueron los remates más claros, los que provocaron respuestas escalofriantes del meta local. La primera, en el 61', con todo a favor del atacante; la segunda, un solo minuto después. Los numantinos acosaron, ganaron la línea de rechaces y cortaron la salida del Tenerife.

Viendo lo que se venía encima, Oltra sacó del campo a Coniglio y metió a Isma. Fue un error, porque el argentino estaba fijando a los centrales. El cambio en el Numancia fue inverso: retrasó a Villalba y sumó al área a Higinio, un delantero alto para ganar tantas opciones en el área local. Fue Higinio el que cazó el gol del empate, en el 85', cuando ya parecía que había pasado lo peor, aunque todavía Dani evitó la derrota ante Villalba en el 94'. Mal resultado y peores sensaciones.

Tenerife: Dani Hernández; Luis Perez, Alberto, Carlos Ruiz, Héctor; Suso, Luis Milla, Racic, Malbasic; Borja Lasso y Coniglio. En el minuto 64, Isma López entró por Coniglio; en el 70', Nano sustituyó a Borja Lasso; y en el 83', Undabarrena, por Suso.

Numancia: Juan Carlos (0); Unai Medina (2), Atienza (1), Carlos Gutiérrez (1), Ganea (1); Diamanka (3), Escassi (2), Gus Ledes (1); Oyarzun (2), David (0) y Fran Villalba (2). En el minuto 59, Yeboah (1) entró por Oyarzun; en el 69', Higinio sustituyó a Gus Ledes; y en el 75', Guillermo (s.c.), por David Rodríguez.

Árbitro: David Pérez Pallas (Comité Gallego). (1). Irregular arbitraje, en especial en el criterio aplicado para mostrar las tarjetas. Amonestó a Carlos Ruiz (19'), Racic (35'), Luis Milla (52') y Malbasic (94') por parte local, y a Gus Ledes (28'), Unai Medina (75') y Escassi (94'), por la visitante.

Goles: 1-0, m. 23: Luis Milla, de córner directo; 1-1, m. 84: Higinio, de cabeza tras un córner que lanzó Ganea.

Incidencias: Partido de la vigesimonovena jornada de la Liga 1 2 3, disputado en el estadio Heliodoro Rodríguez López ante 9.412 espectadores. Tarde soleada y terreno de juego aparentemente en perfectas condiciones. Ambos equipos lucieron su indumentaria habitual. La actual reina del carnaval tinerfeño, Priscila Medina Quintero, realizó el saque de honor, además, se guardó un minuto de silencio por María Elena Caulfield Romero, abonada fallecida en el estadio en el anterior encuentro, ante el Mallorca.