Deportes

El Iberostar, pendiente de Javi Beirán

Olvidada la derrota ante el Real Madrid, el equipo aurinegro se volcó ayer en la preparación del partido de mañana con el Hapoel El alero madrileño es duda para el desenlace de la eliminatoria.
El Día, La Laguna
2/abr/19 6:27 AM
Edición impresa
El Iberostar, pendiente de Javi Beirán

El Día, La Laguna

Cuenta atrás para otro partido histórico en el Santiago Martín. El Iberostar Tenerife recibirá mañana (19:30) al Hapoel Jerusalem con el desafío de remontar los dos puntos de desventaja que se trajo del encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Basketball Champions League, celebrado en Israel. El premio, el pase a la Final Four por segunda vez, después de que la disputara en el curso 2016/17 y se alzara con el título, compitiendo en cancha propia.

El Canarias se aproxima a la cita con la sombra de sus seis derrotas consecutivas en la Liga Endesa -la última, el domingo frente al Real Madrid en La Laguna-, pero con la ilusión de verse cerca de una fase definitiva de la BCL que volvería a jugar dos años después y podría hacerlo como local, ya que el club ha pedido repetir como sede.

En el plano deportivo, la plantilla se entrenó ayer por la tarde en el escenario del partido con la duda de uno de sus jugadores más determinantes, Javier Beirán. El alero madrileño entró en la convocatoria del viaje a Jerusalén, pero no jugó, y tampoco tuvo minutos ante el Real Madrid por una contusión que sufrió en el encuentro de la Liga ACB frente al Delteco GCB, disputado el 23 de marzo.

Si finalmente no está en condiciones de participar mañana, el Iberostar perderá a su quinto máximo anotador en la BCL (124 puntos), por detrás de Colton Iverson (177), Sebas Saiz (171), Tim Abromaitis (171) y Nico Brussino (148).

Su entrenador, Txus Vidorreta, ha hecho sus planes con vistas al partido ante el Hapoel sin pensar en que Beirán va a conseguir recuperarse por completo. "Cuento con los otros jugadores para remontar", reconoció después de la derrota ante el Real Madrid. Lo que no está descartado es que, al menos, ocupe una butaca en el banquillo. "Espero que esté, aunque sea para tener el efecto positivo a nivel mental de que nos ayude unos minutos", confesó el técnico, que enfoca su preocupación a otros jugadores que tampoco están en su mejor momento. Por ejemplo, San Miguel llegó con molestias al compromiso en Jerusalén y no pudo rendir a tope frente al Real Madrid, White está condicionado por un dolor en la rodilla y Richotti lucha por acercarse a su mejor nivel. Eso sí, los inconvenientes no limitan el entusiasmo del Canarias en una semana especial.