Economía

La industria alemana insta al Gobierno a apoyarla ante las sanciones de EEUU a Irán

Berlín, EFECOM
9/may/18 10:38 AM
eldia.es
ARMANDO BABANI (EFE)

La industria alemana instó hoy al Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, a respaldar sus intereses en Irán, frente a la decisión del presidente Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear multilateral alcanzado con Teherán en 2015.

"El empresario está preocupado ante la posibilidad de que sus negocios con Irán resulten perjudicados", apuntó la Cámara del Comercio y la Industria Alemania (DIHK), a través de un comunicado.

En el texto se recuerda que las empresas europeas pueden verse afectadas, en caso de que sus socios iraníes queden incluidos en nuevas sanciones estadounidenses.

Inmediatamente después del anuncio de Trump, el embajador de Estados Unidos en Alemania, Richard Grenell, quien ayer mismo había tomado posesión de su cargo en Berlín, apremió a las industrias alemanas a abandonar "de inmediato" sus negocios con Irán.

El Gobierno de la canciller Angela Merkel lamentó ayer, en un comunicado conjunto con el de Francia y el de Reino Unido, la decisión del presidente Trump y advirtió de que ésta "pone en juego" la lucha internacional contra la proliferación de armas nucleares.

Esta reacción conjunta de los tres grandes países europeos siguió a una conversación mantenida entre el presidente francés, Emmanuel Macron, la canciller Merkel y la primera ministra británica, Theresa May.

Con su decisión, Trump rompió el acuerdo que había rubricado en 2015 la anterior Administración estadounidense de Barack Obama.

El pacto, firmado entre Irán y el Grupo 5+1 -EEUU, Rusia, China, Francia y el Reino Unido, más Alemania-, limita el programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, pero no incluye ninguna referencia a las armas convencionales o a la política exterior de la República Islámica.

En su comunicado conjunto, París, Berlín y Londres recordaron a Estados Unidos que la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) certificó que Teherán ha respetado sus obligaciones respecto a la no proliferación de armas.

Los tres gobiernos destacaron que el acuerdo de 2015 "reforzaba la seguridad mundial" y demandaron a la administración de Trump a que "evite cualquier medida" que pueda "impedir" la puesta en marcha del acuerdo de las partes que están decidas a respetarlo.