Economía
ENERGÍAS RENOVABLES

Proyectan ampliar la central Chira-Soria en Gran Canaria con un segundo salto de agua

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
23/mar/19 19:16 PM
eldia.es
El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (i), conversa con Juan Ramírez, guardián de la presa de Soria durante 60 años, durante la visita que realizó este sábado./Elvira Urquijo A. (EFE)

Las Palmas de Gran Canaria, EFE El Cabildo de Gran Canaria proyecta ampliar la potencia de la central hidroeléctrica Chira-Soria creando un segundo salto de agua que generaría 200 megavatios de potencia añadidos, según ha anunciado este sábado.

Ese segundo salto de agua, concebido por ahora como un proyecto de futuro iría, hasta la Cueva Las Niñas desde la presa de Soria, se ha explicado en una visita organizada por el Cabildo a las instalaciones de esta última.

Una visita que, coincidiendo con la estancia en la isla de miembros del Comité Nacional de Grandes Presas con motivo del Día Mundial del Agua y encabezada por el presidente de la corporación, Antonio Morales, ha abierto las puertas de Soria a alguien ajeno al personal de sus instalaciones.

En ellas, el ingeniero Yonay Concepción, director técnico para el desarrollo de la concesión administrativa Chira-Soria, ha expuesto que la desaladora de Arguineguín, un circuito de bombeo que discurrirá por un sendero turístico hasta la presa de Soria y un salto de agua hacia la central de Chira serán los elementos centrales de la central hidroeléctrica.

En un dique que es el más alto de Canarias en su clase, con 123 metros, ha avanzado, además, los planes de complementar la estructura con un segundo salto.

El ingeniero ha destacado que el sistema Chira-Soria es de bombeo reversible con tuberías de 5 metros de diámetro que unen ambas centrales, por lo que, mientras haya agua en las presas, “está garantizado el servicio”.

Con lo cual, en el caso de que no sople el viento y no pueda cubrirse la demanda eléctrica con aerogeneradores, “se activará la central”.

Por eso, ha dicho que la central hidroeléctrica Chira-Soria será “la pila energética de Gran Canaria”, mediante el “bombeo reversible que se realiza entre las presas”.

Un elemento que permitirá que, “en las horas de exceso de viento en Arinaga, el agua acumulada en la presa de Soria se pueda subir a la presa de Chira” y que en los momentos en los que no sopla el viento “ se genere energía dejándola caer hacia la presa de Soria”, ha insistido.

Concluyendo que el modelo supone una conexión de la energía eólica e hidráulica, de forma que “cuando el viento sopla mucho se llena la presa de Chira, cuando este para se tira de la pila dejando caer el agua a la presa de Soria”.

Y ha reiterado el propósito de que todo ello se complemente con “un segundo proyecto de futuro, similar pero con la presa de Las Niñas, con características parecidas y con un bombeo con otros 200 megavatios”.

Porque “el modelo para que Gran Canaria sea sostenible y energéticamente independiente -ha argumentado- pasa por que tengamos estas pilas, que podamos almacenar agua en forma de energía en puntos concretos”.

Pues la idea no es que haya “una caída ni un bombeo constante. Si la eólica genera energía, no hace falta turbinar agua para producir energía porque ya la tendríamos”, pero, en los momentos “en los que no se alcance el nivel, se arranca la central”, ha detallado.

Según los plazos que baraja Red Eléctrica actualmente, “el inicio de las obras está previsto a lo largo de este año 2019, a lo que hay que sumar 65 meses de obra, 5 años, en 2025”, ha recordado.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha explicado que el proyecto contempla que “se comience con la desaladora y así está previsto”.

Una desaladora que “tiene una dimensión enorme, con 32 millones de metros cúbicos” y que actualmente “tiene apenas un millón, por lo tanto la garantía de que se puede dotar del agua suficiente que luego propicie los saltos, caídas y generación y almacenamiento de energía”, ha recalcado.

ENERGÍAS RENOVABLES