Economía

La beca que ofrece formación y te descubre el mundo

El 1 de abril se abre otra convocatoria del programa con el que el ICEX ha permitido a más de 6.400 jóvenes adquirir experiencia internacional. Nueve de cada 10 consiguen trabajo.
Miguel Gómez
24/mar/19 6:51 AM
Edición impresa
 

Miguel Gómez

Primero un máster en Gestión Internacional de la Empresa, después un año de prácticas remuneradas en la red de oficinas económicas y comerciales de las embajadas de España en el extranjero y, finalmente, un año más de prácticas en empresas y organismos internacionales. Las becas del ICEX (España Exportación e Inversiones), la empresa pública adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ofrecen formación, pero también toda una experiencia: la de abrirse al mundo, conocer otras culturas y otras formas de hacer negocios. Y además lo hacen con unas perspectivas de empleabilidad muy altas: el 90% de los participantes consigue trabajo poco después de terminar su etapa como becarios.

El programa de Becas de Internacionalización Empresarial del ICEX se puso en marcha en 1974. En estos 45 años han pasado por él más de 6.400 personas. La convocatoria de 2019 se abrirá el 1 de abril. Desde esa fecha y hasta el 6 de mayo podrán presentarse las solicitudes de participación. El año pasado hubo casi 1.100 candidatos para las 285 plazas convocadas, las mismas que en la nueva edición. El proceso comenzará con unas pruebas presenciales que acogen varias ciudades españolas, entre ellas Santa Cruz de Tenerife.

Nadie mejor que quienes han sido becarios del ICEX para relatar lo que supone esta experiencia, la influencia que puede ejercer sobre su futuro laboral y su visión del mundo. Teresa Benet, actualmente técnico de Proyectos Internacionales en Metropolitano de Tenerife, desarrolló sus prácticas en Kuala Lumpur (Malasia), donde se vio obligada a "cambiar el chip". "Rompes barreras y estereotipos, y eso me ha venido muy bien después en mi vida profesional. Aprendes que no puedes dar nada por hecho", explica.

Cuando habla de Japón, su destino el año pasado, Enrique Hugo Castañé no puede evitar que se transparente su pasión por el país del sol naciente. "Los cuatro compañeros del ICEX que estuvimos allí coincidimos en que fue el mejor año de nuestras vidas", relata este joven, que está a punto de partir a un nuevo destino, Shanghái.

Ambos tienen en común haber optado por lugares culturalmente muy diferentes de Europa Occidental. Esa posibilidad de entrar en contacto con mundos tan distintos -en usos sociales, en modos de afrontar las relaciones comerciales- constituye uno de los valores que proporciona el programa. También lo es, apunta Castañé, la experiencia de ser parte, como hace el ICEX, del "punto de encuentro entre los organismos públicos y privados". Según Benet, un aprendizaje como el vivido a través de estas becas hubiera sido "muy difícil de adquirir como junior en una empresa de nuestro entorno".

Teresa Benet califica de "muy positiva" su vivencia en Kuala Lumpur, pero reconoce que supuso "un choque cultural impresionante", inevitable en un país con las particularidades de Malasia, de mayoría musulmana pero en el que es la población china la que ostenta el poder económico. "Sin dificultades no hay aprendizaje", advierte Benet, convencida de que las culturas "determinan la forma de hacer negocios".

Los dos recomiendan vivamente la experiencia. "Somos los jóvenes quienes debemos tomar el testigo de defender los intereses económicos de España en el mundo, apoyar a las empresas que quieren ir al exterior e impulsar las relaciones internacionales de nuestro país", expone Castañé. Benet la considera "la mejor salida si cumples con los requisitos", aunque destaca también las becas de la empresa pública canaria Proexca.

Tanto uno como otra son un ejemplo de la elevada tasa de inserción laboral de que disfrutan los exbecarios del ICEX. Si Benet ocupa un puesto en la empresa que gestiona el tranvía tinerfeño, Castañé ha sido seleccionado por Proexca para trabajar en Shanghái como técnico responsable de la dinamización de la economía canaria en Asia-Pacífico. A ambos les va bien; y como a ellos, a muchos más.

Teresa Benet

exbecaria del icex

Enrique Hugo Castañé

exbecario del icex

El proceso

Requisitos. Haber completado un grado universitario y tener el nivel B2 en inglés son los requisitos para poder optar a las becas del ICEX.

Pruebas y entrevista. Unas pruebas presenciales -en varias ciudades, entre ellas Santa Cruz de Tenerife- y una entrevista son parte del proceso de concesión.

Un máster selectivo. Tras un máster en Gestión Internacional de la Empresa, los candidatos con mejores calificaciones ocuparán las 285 plazas de becarios.

Oficinas en el extranjero. La fase I de las becas empieza con un año de prácticas en la Red de Oficinas Económicas y Comerciales de las Embajadas de España en el extranjero.

Oficinas en el extranjero. Los becarios que superen con éxito la fase pueden completar su formación con prácticas en empresas y entidades o en organismos internacionales.