Economía

Bruselas exige a Reino Unido recuperar ayudas fiscales ilegales concedidas a multinacionales

Bruselas, Europa Press
2/abr/19 12:07 PM
eldia.es
El ministro británico de Empresa, Greg Clark./NEIL HALL (EFE)

Bruselas, Europa Press La Comisión Europea ha exigido este martes a Reino Unido que recupere las ayudas fiscales ilegales que ha concedido a multinacionales a través de exenciones que han utilizado para pagar menos impuestos en el país, una práctica que, según la investigación de las autoridades europeas, viola en parte las reglas europeas en materia de ayudas de Estado.

Bruselas, sin embargo, no ha detallado el montante concreto que Londres debe recuperar ni el número de empresas que se han beneficiado de este sistema puesto que se trata de una tarea que corresponde exclusivamente a las autoridades británicas.

El Ejecutivo comunitario abrió una investigación en profundidad en 2017 para estudiar la legalidad de las reglas que Reino Unido aplica a las Corporaciones Extranjeras Controladas (CFC, por sus siglas en inglés) para evitar que las empresas en el país utilicen una filial situada en otro país con menor carga fiscal o paraíso fiscal para eludir el pago en Reino Unido.

Con estas normas, las autoridades fiscales británicas tienen la posibilidad de reasignar a la matriz de Reino Unido todos los beneficios transferidos artificialmente a una empresa 'offshore', con el fin de cobrarle los impuestos. Entre 2013 y 2018, este régimen incluyó exenciones para ciertas operaciones, como los ingresos financieros que esas empresas pantallas reciben por préstamos concedidos a otra empresa extranjera del grupo.

Esta exención permite a la multinacional presente en Reino Unido financiar a una empresa extranjera del grupo a través de esa filial y, gracias a la ventaja fiscal, pagar poco o nada de impuestos sobre beneficios generados por esas operaciones.

La Comisión Europea ha concluido que esta exención estaba "parcialmente justificada", pero también ha determinado que concedió una "ventaja selectiva" a algunas multinacionales.

En concreto, Bruselas ha indicado que la exención está justificada y no constituye una ayuda ilegal cuando los ingresos por préstamos que se canalizan a través de la filial 'offshore' están financiados con fondos o activos que derivan de contribuciones de capital desde Reino Unido .

En cambio, ha señalado que se trata de ayudas ilegales de Estado cuando los ingresos financieros derivan de actividades desarrolladas en Reino Unido. En particular, explica la Comisión, el ejercicio requerido para evaluar la medida en que los ingresos provienen de actividades británicas "no es particularmente complejo".

En estos casos, Reino Unido concedió a las multinacionales un trato "preferencial" que está prohibido por la normativa comunitaria y, por tanto, debe recuperar las ayudas que recibieron gracias a dicha exención.

Bruselas ha recordado además, que Reino Unido tiene "todos los derecho y obligaciones" ligadas a la pertenencia al bloque comunitario mientras siga siendo miembro de la Unión Europea.