Economía

CaixaBank reafirma su "compromiso con la sociedad" ante la Junta

Los accionistas aprueban la gestión y los resultados de 2018 La entidad celebra que el BCE se replantee los tipos negativos.
El Día, S/C de Tenerife
6/abr/19 6:33 AM
Edición impresa
CaixaBank reafirma su "compromiso con la sociedad" ante la Junta

El Día, S/C de Tenerife

La Junta General Ordinaria de Accionistas de CaixaBank aprobó ayer la gestión y los resultados del ejercicio 2018. CaixaBank expresó su "compromiso con la sociedad" y con "un modelo de banca socialmente responsable" y obtuvo el apoyo mayoritario de los accionistas, que aprobaron, entre otras propuestas formuladas por el Consejo de Administración, la reelección como consejeros de Gonzalo Gortázar, Amparo Moraleda, John S. Reed y María Teresa Bassons, y el nombramiento como nuevos miembros del Consejo de Administración de Marcelino Armenter y Cristina Garmendia.

Durante su intervención ante los accionistas, el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, agradeció a Javier Ibarz, Alain Minc, Juan Rosell y Antonio Sáinz de Vicuña, que dejan de ser consejeros, "su dedicación, su apoyo y su compromiso con la entidad durante los años, llenos de retos", en los que formaron parte del Consejo.

El presidente y el consejero delegado también agradecieron "el compromiso y el esfuerzo de los más de 37.000 profesionales del grupo, sin cuyo trabajo no hubiera sido posible conseguir los retos fijados a lo largo del Plan Estratégico 2015-2018".

Después de repasar, precisamente, los logros del anterior Plan Estratégico y de remarcar "el buen punto de partida para alcanzar los objetivos establecidos en el nuevo Plan Estratégico 2019-2021", el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, repasó el entorno macroeconómico global y las perspectivas para 2019. "Es previsible que la economía mundial y la de la zona euro se sitúen en los próximos años en una fase de crecimiento moderado", indicó.

En este entorno de contexto positivo, pero también de algunas incertidumbres, "España y Portugal continuarán creciendo por encima de la zona euro", avanzó Gual, para quien todavía quedan retos pendientes, como "reducir los niveles de deuda pública, retomar el camino de las reformas para seguir mejorando la competitividad y, al mismo tiempo, sentar las bases para un crecimiento más inclusivo, que no deje a nadie al margen".

El presidente de CaixaBank se refirió a la política monetaria de la zona euro, en un momento en el que el Banco Central Europeo empieza a replantearse la idoneidad de mantener los tipos negativos. Para Gual, "esta sería una decisión positiva y alentadora, ya que la situación que provocó esta política ya ha quedado superada".

Gual advirtió de que el conjunto de la sociedad espera de las empresas una mayor responsabilidad social. "Las exigencias sobre los bancos todavía son más fuertes tras la crisis, pero cumplir con estas expectativas facilitará la recuperación de la confianza en el sector financiero". En esta línea, insistió en que "el modelo de banca socialmente responsable está en el ADN de CaixaBank y es una fuente sostenible de generación de valor para accionistas, clientes, empleados y para el conjunto de la sociedad".

Por su parte, el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, subrayó como principales avances del año pasado, "el refuerzo del liderazgo en banca minorista y digital, la fuerte reducción de activos problemáticos y no estratégicos y la consecución de una rentabilidad adecuada".

CaixaBank ha continuado creciendo significativamente en las cuotas de mercado de productos retail, a pesar de contar ya con una posición de liderazgo. "Tenemos una cuota en nóminas del 26,8%, en productos de ahorro a medio y largo plazo del 21,8%, del 15,7% en crédito al sector privado; además, alcanzamos una penetración de clientes particulares del 29,3% y del 32% en clientes digitales, lo que nos consolida como el banco de referencia del sistema", destacó el consejero delegado.