Internacional

La troika finaliza su análisis sobre Chipre, que quiere pedir ayuda a Rusia

EFE, Nicosia
7/jul/12 1:40 AM
Edición impresa

EFE, Nicosia

La misión de expertos enviada a Chipre por la troika compuesta por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europea (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) terminó ayer su primera evaluación de las cuentas del país, que defiende su derecho a solicitar apoyo de socios como Rusia.

Los técnicos de la troika han estudiado durante esta semana las necesidades financieras del país en reuniones con todas las autoridades chipriotas, tras la petición de ayuda hecha el pasado 25 de junio por el gobierno de Nicosia.

Chipre negociará a partir de ahora los términos del préstamo con los enviados de la "troika", que regresarán a la isla en un plazo de unos diez días.

El rescate chipriota pasará por un programa completo de reformas y compromisos, a pesar de que los problemas más acuciantes se registran en el sector bancario debido principalmente a su exposición a la deuda soberana griega.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, defendió ayer esa vía en una rueda de prensa y subrayó que el programa completo es "la mejor forma" de responder a los desequilibrios macroeconómicos "muy graves" que sufre.

Barroso ha pedido a los chipriotas que no vean el programa como "algo impuesto desde fuera", sino como algo que el país necesita. Y les ha advertido, en todo caso, de que los ajustes "no serán fáciles", sobre todo por las medidas a corto plazo que habrá que tomar.

Por su parte, el presidente chipriota, Dimitris Christofias, ha dejado claro que su gobierno negociará con la "troika" y no aceptará todo lo que se le proponga. "Tenemos nuestras ideas", recalcó, admitiendo a la vez la necesidad de emprender importantes reformas