Internacional

La policía toma la sede del partido gubernamental en Birmania

Bangkok, EFE
13/ago/15 7:46 AM
eldia.es
Sede del partido gobernante de Birmania Union Solidarity and Development Party (USDP) en NayPyiTaw (Birmania). /NYEIN CHAN NAING (EFE)

Bangkok, EFE La Policía de Birmania tomó la sede del partido gubernamental a raíz de disputas internas que han llevado a la destitución del presidente de la formación, Shwe Mann, seguida de una remodelación del gobierno, informó hoy la prensa local.

Según el portal Irrawaddy, el vicepresidente de la formación, Htay Oo, tomó anoche el mando del Partido para la Unión, Solidaridad y Desarrollo (PUSD), ante la creciente tensión entre sus líderes por la selección de candidatos para las elecciones del 8 de noviembre.

La medida fue seguida por una remodelación del gobierno que encabeza el presidente del país, Thein Sein, que llevó a la sustitución de catorce ministros y viceministros, informó el diario estatal Global New Light of Myanmar.

Entre los relevados se encuentra el ministro y el viceministro de Defensa, dos generales que "fueron reasignados a sus funciones militares anteriores".

El PUSD fue promovido por la junta militar que gobernó Birmania hasta la formación en 2011 del actual Ejecutivo civil, integrado por antiguos oficiales del Ejército.

Shwe Mann, que preside el Parlamento y al que se considera próximo a la líder opositora Aung San Suu Kyi, se encuentra recluido en su residencia en la capital custodiado por las fuerzas de seguridad, indicaron fuentes de su familia al portal.

Las mismas fuentes aseguraron que también ha sido destituido el secretario general del PUSD, Maung Maung Thein.

Al igual que otros miembros del gobierno, incluido el presidente, Thein Sein, Shwe Mann fue un general de la última junta militar que dejó las fuerzas armadas para presentarse a las elecciones de 2010, las primeras en dos décadas.

La disputa en el PUSD coincide con el enfrentamiento que mantienen varias de sus facciones con el Ejército y que se puso de manifiesto en junio, cuando el Parlamento debatió varias enmiendas a la Constitución para reducir el poder de los militares.

Uno de los cambios que fue rechazado pese al apoyo del PUSD proponía rebajar la mayoría del 75 por ciento necesaria para reformar la Constitución, que reserva un 25 por ciento de los escaños al Ejército y le da así poder de veto.

Esta semana 149 oficiales dejaron el Ejército para presentarse como candidatos del PUSD a las elecciones pero solo 59 de ellos fueron aceptados ayer por la formación.

Medios locales informaron asimismo ayer que el presidente Thein Sein, de 70 años, no buscará la reelección ni aspirará a un escaño parlamentario tras alegar motivos de salud.

Las elecciones generales del 8 de noviembre se celebrarán de acuerdo con la Constitución de 2008, redactada y aprobada bajo la última junta militar y que entre otras disposiciones veta la jefatura del Estado a Suu Kyi.

Después de casi medio siglo de dictadura castrense, Birmania comenzó en 2011 un proceso de reformas políticas, económicas y sociales dirigido por Thein Sein -primer ministro del régimen anterior-, destinadas a establecer una "democracia disciplinada".