Internacional

Ascienden a cerca de 780 los heridos a causa del terremoto en la frontera entre Irán e Irak

Madrid, Europa Press
27/nov/18 7:36 AM
eldia.es
USGS / HANDOUT (EFE)

Madrid, Europa Press El balance de heridos a causa del terremoto de magnitud 6,4 en la escala Richter registrado el domingo en una región fronteriza entre Irán e Irak ha ascendido a cerca de 780, según han confirmado fuentes iraníes, según ha informado la agencia de noticias Tasnim.

Bahmán Roshani, vicerrector de la Universidad de Ciencias Médicas de Kermanshá, ha indicado que la mayoría de los casos son por el 'shock' provocado por el seísmo, sin que hasta el momento se hayan registrado víctimas mortales.

El presidente iraní, Hasán Rohani, ha mantenido una conversación con el gobernador de Kermanshá, Hushang Bazvand, para coordinar la respuesta al terremoto. Bazvand ha asegurado que los servicios básicos, incluida el agua y la electricidad, han sido restaurados.

El propio gobernador ha confirmado que cerca de 700 personas han sido atendidas en el lugar y que únicamente 18 han tenido que ser hospitalizadas. Un total de trece equipos trabajan en las zonas afectadas para evaluar los daños materiales.

El epicentro se situaría en Sarpul e Zahab, en la provincia iraní de Kermanshá, según ha informado la agencia de noticias iraní Tasnim. El seísmo --que también se sintió en Bagdad, la capital iraquí, y en Kuwait-- se produjo a las 20.07 hora local (17.37, hora peninsular española).

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha informado también del corrimiento y ha situado el hipocentro a 10 kilómetros de profundidad. Igualmente ha sido detectado por el Centro Sismológico Euromediterráneo (EMSC).

En los momentos posteriores se han podido sentir varias réplicas, la más potente una media hora después del terremoto principal. La réplica más potente tenía poco más de 5 en la escala de Richter.

Irán es uno de los países más propensos a los terremotos debido a las fallas tectónicas que se encuentran en su territorio. El 12 de noviembre del año pasado murieron al menos 620 personas y 12.000 resultaron heridas en un terremoto de 7,3 en la escala de Richter.