Internacional
UCRANIA ELECCIONES

La aguda división entre los ucranianos marca las elecciones presidenciales

Ignacio Ortega, Kiev, EFE
31/mar/19 15:29 PM
eldia.es
SERGEY DOLZHENKO (EFE)

Ignacio Ortega, Kiev, EFE La aguda división entre los ucranianos marca la jornada de votación en las elecciones presidenciales más reñidas de la historia de este país, en la que el único punto de acuerdo es que habrá una segunda vuelta dentro de tres semanas.

"¿Por qué (el presidente) Petró Poroshenko es el mejor candidato? Porque estamos en guerra", comentó Antón Prodan, antiguo deportista profesional, después de depositar su voto en Kiev.

La estabilidad y la promesa de contener a Rusia en el frente del Donbás es el as en la manga de Poroshenko, que fue el último en votar de los tres contendientes que aspiran a la victoria.

Poroshenko se mostró convencido de que una mayoría de ucranianos apoyarán reformas y sus planes de ingresar en la Unión Europea (UE) y la OTAN, cuya solicitud presentará en 2023.

"Voté por el presidente. Ya hicimos nuestra elección hace cinco años. Elegimos un rumbo y consideramos acertado que se mantenga en los próximos cinco años. No votamos por una persona, sino por su política", comentó Tatiana, madre de tres hijos.

El líder de los sondeos, Vladímir Zelenski, derrochó humor y entusiasmo a su llegada al colegio electoral, donde le esperaba casi un centenar de periodistas.

"¿Cómo me siento? Animado, lleno de energía, auténtico, como un ucraniano. Sólo tengo emociones positivas", dijo a Efe.

"Empieza una nueva vida, normal. Sin corrupción y sin sobornos. Creemos que todo irá bien y ganaremos, pero son los ucranianos los que deben elegir", añadió ante los demás medios.

El principal granero electoral de Zelenski es la juventud, habitualmente reacia a acudir a las urnas, pero en los colegios electorales se veían no pocos jóvenes.

"Al fin, ha surgido la esperanza. Es el símbolo del cambio, de una nueva generación que debe llegar al poder y sacar a los que están sentados aún en sus poltronas", señaló Iliá, un programista y arquetipo del partidario del actor.

No está de acuerdo su esposa, que no llega a la treintena, ya que ella votó por Anatoli Gritsenko, exministro de Defensa.

No todos son jóvenes. Acompañado por su bastón, un antiguo ingeniero de la central nuclear de Chernóbil, Vasili Stepánov, también apoyó a Zelenski.

"Ya me harté. Los viejos ya lo dimos todo. Ahora, que nos dirijan los jóvenes. Son más inteligentes, justos y no están estropeados por la vida", afirmó el kievita de 76 años.

Otra pensionista indicó en voz baja que había votado por el comediante, pero, a tenor de los sondeos, los jubilados, especialmente las mujeres, respaldan a la ex primera ministra, Yulia Timoshenko.

Es el caso de Tamara, que recuerda que Timoshenko, la líder de la Revolución Naranja de 2004, "lleva toda su vida esperando la oportunidad de dirigir el país".

"Cuando era primera ministra intentó introducir cambios en el sistema y no le dejaron. Si llega a la Presidencia, cumplirá con sus promesas y cambiará las cosas. Creo que ganará y viviremos en tiempos felices", señaló.

La mayor esperanza de Timoshenko, que denunció al votar que "en los últimos cinco años Ucrania, desafortunadamente, se ha visto sumida en la pobreza y la corrupción", es que el descontento social contra Poroshenko por las penurias económicas se traduzca en votos.

"Hoy Ucrania ha adelantado el reloj para ajustarse al horario de primavera. Sé que hoy tenemos la oportunidad de cambiar todo", dijo Timoshenko.

Son minoría, pero también hay ucranianos que votan por las opciones prorrusas, cuyo principal abanderado es Yuri Boiko, antiguo aliado del derrocado presidente Víktor Yanukóvich.

"Boiko es el único candidato decente. Por lo menos puede llegar a un acuerdo con Rusia por el gas. Soy rusa, así que también creo que hay que llevarse bien con el vecino", señaló Olga, una siberiana que emigró a Ucrania.

Además, expresó "serias dudas" de que las elecciones vayan a ser limpias.

El equipo de Zelenski había recibido hasta el mediodía 1.800 quejas relacionadas con violaciones en las mesas electorales, como personas difuntas votando, urnas sin precintar y un censo incorrecto.

La Policía Nacional había recibido hasta las 13.00 GMT 950 reclamaciones y ha abierto 12 procesos penales.

Según la Comisión Electoral Central (CEC), a las 12.00 GMT la participación era del 45,01 % frente al 40,36 % en 2014.

Un 12 % de los ucranianos no puede votar debido al conflicto en el Donbás, a lo que se suma la pérdida del electorado de Crimea, península anexionada por Rusia en 2014.

Los colegios electorales cerrarán a las 17.00 GMT, tras lo que se publicarán sondeos a pie de urna.

Según los analistas, ninguno de los 39 candidatos registrados superará el 50 % de los sufragios, por lo que habrá que celebrar una segunda vuelta el 21 de abril.

UCRANIA ELECCIONES