La Laguna

Los siete bustos de los poetas de la Escuela Regionalista "hablan" al abrigo del tiempo

Con esta iniciativa, ideada por Emilio Farrujia, se persigue descubrir un bien patrimonial de naturaleza cultural, a partir de un recorrido sentimental, original y novedoso, estrechamente ligado a La Laguna, ya que se trata de autores fuertemente arraigados a la ciudad y que, además, la supieron plasmar como nadie.
S. LOJENDIO, La Laguna
29/nov/12 1:22 AM
Edición impresa

S. LOJENDIO, La Laguna

La Laguna abriga entre sus rincones algunas de las páginas más hermosas de la historia literaria de las Islas. Es, precisamente, el caso de ese grupo de poetas, agrupados en la que se ha denominado Escuela Regionalista, apellidada "de La Laguna", que "vivieron, trabajaron y algunos de ellos murieron en la ciudad", tal y como explica el profesor Emilio Farrujia de la Rosa.

Este licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación y profesor del IES Cabrera Pinto, autor del libro "Poesía, pasatiempos, paseo por La Laguna. La Escuela Regionalista", es el coordinador de una ruta literaria que, con carácter permanente, recorrerá las calles de la ciudad en busca de los siete bustos de los poetas regionalistas que se encuentran enclavados en distintos puntos del casco histórico.

La ruta, que da comienzo hoy, se celebrará en horario de mañana los miércoles y sábados, de 11:30 a 13:30 horas, y en horario de tarde, de lunes a viernes, desde las 17:30 a las 19:30. Incluye también un ejemplar de la obra de Farrujia, así como una degustación de una tapa y un vino en la tasca literaria La Oficina, en la zona de la Concepción, frecuentada antaño por algunos de estos poetas y, en el caso de los escolares, si bien visitarán la histórica venta convertida posteriormente en tasca, está prevista una consumición en la dulcería La Princesa, con una galleta alusiva obra de Otto Rapp.

Con esta iniciativa se persigue descubrir un bien patrimonial de naturaleza cultural, a partir de un recorrido sentimental, original y novedoso, estrechamente ligado a La Laguna, ya que desde el mismo mentor histórico de los poetas regionalistas, Antonio de Viana y su poema "Antigüedades de las Islas Afortunadas", se trata de autores arraigados a la ciudad y que, además, la supieron plasmar como nadie en su obra.

Así, las efigies de Domingo J. Manrique, Guillermo Perera, José Hernández Amador, Antonio Zerolo, José Tabares, Manuel Verdugo y Juan Pérez Delgado "Nijota" representan la construcción de un paisaje físico y espiritual, a veces idílico, que desde el popularismo transmiten un sentimiento de candor y melancolía.

Turismo cultural

La concejala de Patrimonio del Ayuntamiento de La Laguna, Julia Dorta, destacó "la importancia de este proyecto para la promoción turística y cultural de La Laguna por lo que representa también una iniciativa de desarrollo local que desde el área municipal de Patrimonio queremos apoyar".

El itinerario tiene su comienzo en la plaza del Adelantado, donde se enclavan los bustos de Guillermo Perera y Domingo J. Manrique, promovidos por Leoncio Rodríguez, y continúa por Nava y Grimón hasta la esquina con la calle San Agustín, desde donde toma la calle San Agustín hasta Juan de Vera y se desvía hasta la plaza de la Catedral.

Posteriormente, el recorrido asciende por la calle La Carrera hasta alcanzar la plaza de la Concepción, internándose entonces hacia la calle Ascanio y Nieves y, tras una alusión al antiguo edificio del Instituto de Canarias, se dobla a la izquierda, hasta desembocar en la plaza de la Junta Suprema y continuar por la avenida Lucas Vega hasta la plaza Poeta Manuel Verdugo, para retornará hacia la Concepción por el callejón La Parra. La parada final será la tasca La Oficina, donde se celebraban las tertulias literarias.

Se trata de un itinerario de aproximadamente un kilómetro de distancia y de dos horas de duración, teniendo en cuenta las propuestas interactivas asociadas al desarrollo de la ruta.