La Laguna

Aguere, expectante con la First Lego

El municipio acogerá la séptima edición del mayor evento de ciencia y robótica de Canarias el próximo 23 de febrero. El IES Marina Cebrián será el anfitrión del certamen por primera vez en su historia.
Miguel Ángel García
18/feb/19 6:32 AM
Edición impresa
Aguere, expectante con la First Lego

Miguel Ángel García

L a séptima edición de la First Lego League (FLL) de Canarias se acerca. Un año más, centros de Educación Secundaria de la Comunidad Autónoma se concentrarán en el mayor evento de ciencia, robótica y valores del Archipiélago, que en muy pocos años ha tenido una alta repercusión en la región y en Tenerife, a pesar de la juventud del torneo. Ahora, llega el turno de la Ciudad de los Adelantados. El IES Marina Cebrián, por primera vez en los siete años de existencia del certamen regional, será el que albergue el concurso.

La First Lego League, impulsada por el Cabildo de Tenerife a través de las áreas Tenerife 2030 e INtech Tenerife y por la Fundación Scentia, cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de La Laguna, que a través de la iniciativa Curiosity Robótica ha ofertado en el presente curso 50 actividades complementarias -entre las que se incluye la FLL- entre 43 centros educativos del municipio. El Día ha tenido la oportunidad de conocer de primera mano el testimonio de tres de ellos. Además del organizador, el IES Viera y Clavijo y el IES Cabrera Pinto son otros participantes del municipio que llevan trabajando desde finales del año pasado.

REC IES Marina Cebrián (Robótica y Creatividad en Equipo) será el conjunto que compita en nombre del centro de Taco. Para el anfitrión de la FLL, poder participar en el certamen supone una gran oportunidad para su alumnado. "Les ha permitido ser capaces de explorar y de construir a través de desafíos colaborativos y motivadores. En definitiva, han podido acercarse a la vida de un astronauta en el espacio", declaran fuentes del centro.

El instituto tacuense afronta con ilusión la responsabilidad de organizar la competición por primera vez. La originalidad ha sido la clave de la idea que han desarrollado los alumnos para superar el desafío. "La idea que los chicos han trabajado para solucionar un problema social al que se puede enfrentar un astronauta tiene que ver con la realidad mixta y la holoportation". El objetivo: dejar el pabellón bien alto en su estreno como anfitrión con esta propuesta innovadora.

Por su parte, el IES Viera y Clavijo ha centrado su tarea en la necesidad de alimentación y la purificación del aire en una nave espacial. En palabras de su profesor, Francisco Leonardo Rodríguez, acuden sin grandes expectativas a la competición y con la misma actitud que en la edición del pasado año de la WRO Canarias -otro torneo de robótica celebrado en Canarias-: la firme intención de aprender. "Fuimos a ver de qué iba el torneo y sin un objetivo específico terminamos ganando el regional y fuimos al Campeonato de España, en el que quedamos sextos. Al fin y al cabo, lo fundamental de participar en este tipo de proyectos es que el alumnado se introduzca en un mundo, el de la robótica, que le permite adquirir una serie de procesos y lenguajes útiles para resolver problemas reales en el futuro. Este conocimiento les hace ir con ventaja con respecto a aquellos compañeros que no toman parte del proyecto", afirma el docente.

Por su parte, el Cabrera Pinto se ha centrado en ayudar a los astronautas a actuar ante una emergencia exterior a la nave. "Se pretende operar en lugares o puntos estratégicos del espacio en los que es más probable que la cubierta de la nave se dañe", exponen fuentes del instituto. Autodidactas y con una dedicación que se prolonga de lunes a viernes durante tres horas todas las semanas, el instituto que fuera precursor de la iniciativa Curiosity Robótica -desarrollada posteriormente como una actividad propia del área de Educación del ayuntamiento lagunero- no se olvida, eso sí, de que lo importante es que el alumnado sepa cada día un poco más de la robótica entre iguales.