Nacional
PERFIL

Albiol, un revulsivo para el PP catalán que llega precedido por la polémica

El exalcalde de Badalona salta ahora a la cancha del Parlament tras forjarse en la arena municipal
Barcelona, Europa Press
28/jul/15 19:00 PM
eldia.es
Fotografía de archivo, tomada en Badalona el 9 de junio, del exalcalde de la localidad barcelonesa Xavier García Albiol./Alejandro García (EFE)

Barcelona, Europa Press Fogueado en las canchas de baloncesto con las categorías inferiores del Club Joventut de Badalona, el candidato del PP a las elecciones del 27 de septiembre, Xavier García Albiol, salta ahora del banquillo como revulsivo popular ante un partido, en sus palabras, "difícil para Cataluña, para el PP y para España".

"A partir de este momento salta un equipo al campo que tiene muy clara la alineación y que, sin ninguna duda, sale a ganar el partido", ha destacado en sus primeras palabras como candidato el exalcalde de Badalona, que llega precedido por la polémica como consecuencia de sus postulados sobre inmigración.

En las municipales de mayo, el lema 'Limpiando Badalona' --que fue interpretado como una alusión a su política contra la inmigración irregular-- motivó la última de las polémicas en las que se ha visto envuelto, la principal de las cuales tuvo lugar en 2010 después de que repartiera unos folletos en los que se podía leer 'No queremos rumanos'.

Llegó incluso a declarar en la Ciudad de la Justicia por aquellos folletos --fue absuelto--, pero no varió un ápice su discurso, defendiendo la necesidad de priorizar las ayudas a los vecinos que llevasen varios años viviendo en Badalona: "Eso no es xenofobia, es supervivencia ante un agravio comparativo", dijo en la campaña electoral de 2011.

Además de por sus postulados sobre inmigración, Albiol fue protagonista de otro incidente en 2006, cuando golpeó a un manifestante después de que Ángel Acebes y Josep Piqué tuvieran que entrar escoltados a un acto del PP en Martorell (Barcelona) por una protesta en la puerta.

Pese a todo, sus compañeros destacan que el exalcalde de Badalona (Barcelona) ha superado todas estas polémicas --"lejos de amilanarse, le ha incentivado"--, lo que denota, dicen, la fortaleza de un político que ahora acepta tomar las riendas del PP en, según sus palabras, un momento difícil para Cataluña, para el partido y para España.

VOCACIÓN POLÍTICA DESDE NIÑO

Nacido en Badalona en 1967, tras cerrarse para él las canchas de baloncesto, se abrió paso en el terreno de juego de la política, donde ha ejercido como pivot del PP de Badalona peleándose en la 'pintura' y luchando por cada voto pasando de ser el único concejal en 1991 a la fuerza más votada en 2011 y 2015.

"Persigue sus objetivos de forma casi obsesiva", destaca uno de sus más estrechos colaboradores, que señala que primero se marcó el hito de la Alcaldía de Badalona --asegura que, pese a su nuevo estatus, volverá a intentar ser alcalde-- y ahora el de la Presidencia de la Generalitat

Para explicar su vocación política, Albiol suele explicar que siendo niño envió una carta al alcalde de Badalona pidiéndole mejoras para un parque infantil delante de su casa, poniendo la primera piedra de una carrera fomentada en haber hecho "mucha calle" para escuchar las demandas de los vecinos.

ANTÍDOTO A C'S

El nombramiento de Albiol, que salvo debacle el 27 de septiembre lo tiene todo para ser elegido presidente del PP catalán tras el congreso de 2016, ha sido un bálsamo para una militancia popular que reclamaba cambios en el partido tras los malos resultados cosechados en las municipales de mayo.

"El PP vuelve a ser hoy el referente del 'unionismo' en Cataluña, no paro de recibir mensajes de gente que me dice que nos vuelve a votar. Hoy es un mal día para C's", asegura un dirigente del partido, apuntando el que será uno de los principales objetivos de los populares en estas elecciones: frenar el auge del partido de Albert Rivera.

PERFIL