Nacional

Una sefardí de 80 años, la primera que obtiene la nacionalidad española por la nueva ley

Madrid, Europa Press
29/abr/16 10:25 AM
eldia.es

Madrid, Europa Press Una mujer de 80 años residente en París ha sido la primera sefardí en obtener la nacionalidad española por la nueva Ley para la concesión de la nacionalidad a los sefardíes, descendientes de los judíos que fueron expulsados de España en 1492. A día de hoy, 1.663 personas han iniciado la cumplimentación de solicitud de nacionalidad a través de la aplicación informática habilitada y en 58 casos se ha acreditado el origen sefardí de los solicitantes.

La primera en obtener la nacionalidad, Simona, recibió el pasado 4 de abril la notificación del Director de los Registros y del Notariado informándola de la concesión de la nacionalidad española por origen sefardí y este jueves, en el Consulado de España en París, ha firmado el acta de jura de fidelidad al Rey y a la Constitución Española.

Después, el Consulado en París remitirá su expediente al Consulado de España en Tetuán (Marruecos), donde nació, para que la inscriban en el registro civil. Una vez inscrita, recibirá el pasaporte español.

"Casi no me lo creo, tanto tiempo esperando este momento tan ansiado. Siento una gran alegría de poder pertenecer a esta nación que siempre he considerado como mía, sin renegar desde luego a la marroquí", expresa Simona en declaraciones a Europa Press. Además, asegura que en cuanto tenga el pasaporte en sus manos viajará a España, como ya lo hace siempre que puede.

Corría el año 1492 cuando los tatarabuelos de los tatarabuelos de Simona fueron expulsados de España por los Reyes Católicos a través del Edicto de Granada, que compelía a la conversión forzosa o a la expulsión. Los antepasados de esta marroquí asentada en Francia pero de corazón español, optaron por la segunda vía.

Más de 500 años después, su hijo, Daniel Jalfon, judío nacido en Marruecos y residente en París, se ha remontado en los últimos meses hasta siete generaciones e incluso ha llegado hasta las tumbas de sus antepasados, judíos españoles, para conseguir la nacionalidad a su madre, Simona, que a sus 80 años ha superado los dos exámenes del Instituto Cervantes, para poder obtener la nacionalidad.

Jalfon se pone serio al recordar lo que tuvieron que pasar sus propios familiares hace 500 años. "Cuando les expulsaron de España se fueron a través del Mar Mediterráneo dando tumbos y algunos llegaron hasta Egipto", cuenta. Esto lo descubrió gracias al apellido de su madre, que figuraba en una lista de expulsados.

Esta ha sido una de las pruebas que tuvo que presentar Simona ante el notario cuando viajó a España el pasado mes de diciembre para comparecer ante él --requisito imprescindible que establece la ley para obtener la nacionalidad--. También recopiló todos los documentos, incluida la 'ketubá' --acta de casamiento según las tradiciones de Castilla-- y el certificado de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE).

1.663 SOLICITUDES POR LA NUEVA LEY

Al igual que Simona, 1.663 personas han iniciado a día de hoy la solicitud de la nacionalidad española por la nueva Ley a través de la aplicación informática habilitada al efecto, de las cuales a su vez aproximadamente 548 han subido ya parte o toda la documentación requerida, según informa a Europa Press el Ministerio de Justicia. Asimismo, se han efectuado 31.326 accesos al portal.

Actualmente, se han concluido 58 actas de notoriedad acreditativas del origen sefardí español de los solicitantes y se encuentran pendientes del resto de trámites hasta que se dicten a lo largo de los próximos meses las distintas resoluciones favorables a la concesión de la nacionalidad española.

En cuanto a la nacionalidad de los sefardíes que han iniciado la cumplimentación de solicitud, en su mayoría son argentinos (215), israelíes (150), estadounidenses (105) y venezolanos (100).

La nueva ley por la que se concede la nacionalidad a los judíos sefardíes entró en vigor el pasado 1 de octubre de 2015. Unos días después, el Gobierno concedió la nacionalidad por carta de naturaleza a un total de 4.302 sefardíes que estaban esperando la resolución de su expediente cuando entró en vigor la norma.