Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
PP y Cs no logran apoyos para activar otra vez el artículo 155 en Cataluña leer
CATALUÑA / DESAFÍO SECESIONISTA

El Gobierno asegura tener respuesta a cualquier escenario que plantee Puigdemont

Madrid, EFE
9/oct/17 19:44 PM
eldia.es
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy./Ángel Díaz (EFE)

Barcelona, EFE El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha asegurado que los dispositivos policiales y las unidades de coordinación están listas para frenar una declaración unilateral de independencia (DUI), pero confía en que "no sea necesario" porque espera que Carles Puigdemont "reflexione".

En una rueda de prensa en la Delegación del Gobierno, tras reunirse son Sociedad Civil Catalana para valorar la manifestación de ayer, Millo ha señalado que "mantiene la esperanza" de que el presidente de la Generalitat piense mañana en los "sentimientos" de todos los catalanes y no solo de una parte.

Según ha explicado, no existe en este momento la necesidad de intervenir "de manera excepcional" porque todavía hay "margen" para que Puigdemont se repiense "seriamente" su comparecencia en el Parlament.

"No vamos a permitir que convierta a Cataluña en un Estado independiente", ha subrayado Millo al recordar que existen mecanismos "suficientes" para impedirlo y que se actuará con una respuesta "proporcionada" ante los desafíos que pueda plantear el Govern.

Ha recordado que si bien la competencia de la seguridad ciudadana es de los Mossos d'Esquadra, la Policía y la Guardia Civil apoyarían a las fuerzas autonómicas para recuperar el orden, si es que hubiera alteraciones y fuera necesario.

"Nadie tiene que preocuparse porque el orden no se restablezca", ha insistido el delegado del Gobierno, para quien lo más importante a veinticuatro horas de la comparecencia de Puigdemont es pedirle que no vaya por el camino de la independencia y que se mantenga "en la sensatez".

Hay que abandonar la vía del "arrebato apasionado", ha reclamado Millo, una vía que a algunos les ha conducido a defender "espejismos" que no se corresponden con las "demandas" de la mayoría social.

Según ha explicado, el camino de la independencia es "inviable" y cada día que pasa hay más "evidencias" que lo demuestran, tanto en el ámbito social, como la multitudinaria manifestación de ayer en contra de la secesión, como en el terreno económico, con empresas "importantísimas" que han trasladado su sede social fuera de Cataluña.

Y también hay evidencias, ha dicho, a nivel internacional porque no hay ni un solo país que reconozca la independencia.

Millo se ha dirigido repetidamente a Puigdemont para que "detenga" la DUI, cuyas consecuencias son "imprevisibles", y vuelva a la legalidad democrática vigente.

Si el presidente da ese paso y hay una vuelta a la legalidad, ha asegurado que entonces puede haber un escenario de diálogo "leal y franco" para construir entre todos el futuro que Cataluña "merece".

Lo que no ha hecho Millo ha sido pronunciarse sobre las afirmaciones del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, que hoy ha advertido a Puigdemont que si declara la independencia podría acabar en prisión como Lluís Companys, pero sí ha asegurado que todo el mundo sabe que quien "empuja el camino de la ilegalidad puede encontrar consecuencias delante de la Justicia".

Durante su intervención, ha felicitado a Sociedad Civil Catalana por su "capacidad" de convocatoria ayer y se ha mostrado agradecido con todos los que salieron a la calle para pedir "respeto, sensatez" y que el futuro se construya entre todos "en paz y convivencia".

CATALUÑA / DESAFÍO SECESIONISTA