Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Convocadas concentraciones en toda España contra la sentencia de La Manada leer

El Rey, con don Juan Carlos, abre la Pascua Militar afectada por la lluvia

Madrid, EFE
6/ene/18 12:08 PM
eldia.es

Madrid, 6 ene (EFE).- La celebración de la Pascua Militar ha comenzado hoy, pasadas las 12.00 horas, con la llegada al Palacio Real de Felipe VI junto a su padre, Juan Carlos I, que, con motivo de su 80 cumpleaños, asiste a la ceremonia militar por primera vez desde su abdicación en 2014.

Don Felipe y don Juan Carlos han accedido en coche al palacio acompañados de doña Letizia y de doña Sofía.

La lluvia ha obligado a suspender la parada militar previa al acto que se iba a haber celebrado en la Plaza de la Armería, por lo que Felipe VI no ha podido pasar revista a una formación de la Guardia Real.

En su lugar, los cuatro Reyes han entrado por la Puerta del Príncipe, situada junto a la Plaza de Oriente.

Les han recibido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Defensa, María Dolores de Cospedal, y de Interior, Juan Ignacio Zoido.

También aguardaban el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Fernando Alejandre, y el jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey, almirante Juan Ruiz Casas.

La ceremonia va a continuar en la saleta Gasparini, donde los cuatro Reyes van a saludar a los altos cargos institucionales y a los mandos militares.

A continuación, ya en el Salón del Trono, se va a interpretar el himno nacional, se van a imponer condecoraciones y, como colofón, don Felipe y De Cospedal van a pronunciar sendos discursos.

La Pascua Militar va a ser el primero de los actos que van a servir de homenaje por el 80 aniversario tanto de don Juan Carlos como de doña Sofía, que los cumplirá el próximo 2 de noviembre.

La tradición de la celebración de la Pascua Militar se inicia cuando Carlos III felicitó a las tropas españolas que recuperaron la localidad menorquina de Mahón, que estaba en poder de los ingleses, el 6 de enero de 1782.

Como prueba de aprecio a sus Ejércitos, Carlos III ordenó a virreyes, capitanes generales y demás jefes que en el día de la Epifanía reuniesen a las guarniciones para felicitarlas en su nombre.