Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El fútbol de España castiga a Irán leer

CC se pasa a la abstención y tiende la mano al líder socialista

La diputada canaria justificó su voto en "el sentido de Estado" de su formación y reiteró su preocupación por el apoyo independentista.
Europa Press, Madrid
1/jun/18 6:36 AM
Edición impresa

La diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, anunció por sorpresa durante el debate de la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy que se abstendrá en la votación y que tenderá la mano al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, si es elegido presidente. Eso sí, mantiene su preocupación por los apoyos independentistas de la moción. En su segunda intervención y tras escuchar la réplica de Sánchez, Oramas agradeció su tono y le recordó el "sentido de Estado" de su formación, apoyando a Gobiernos del PP y del PSOE cuando ha sido necesario.

"CC tenderá la mano al gobierno que salga. Si usted gana la moción, nos encontrará siempre", dijo Oramas, quien anunció la abstención de su formación en la votación de la moción después de una primera intervención en la que criticó criticado a Sánchez por presentarla en plena "crisis de Estado" apoyado por independentistas que "quieren romper España".

El secretario general socialista le agradeció que haya "recogido el guante" que le lanzó y que haya compartido sus dudas en torno a la conveniencia de convocar unas elecciones de forma inmediata.

Así, Sánchez se comprometió con ella y con el diputado de Nueva Canarias (NC), Pedro Quevedo, a tratar de "encajar y acompasar" el final de las ponencias de reforma del Estatuto canario y del nuevo Régimen Económico y Fiscal de las Islas con la convocatoria de nuevos comicios.

En la réplica, Sánchez reconoció que le cuesta "mucho" rebatir a la diputada canaria porque le tiene "aprecio y respeto político" desde que apoyase su investidura fallida en marzo de 2016 y deseó que, en el caso de convertirse en el nuevo presidente del Gobierno, pueda "remediar los reparos" expresados por Oramas. Se mostró "consciente" de las "circunstancias extraordinariamente complejas" y de las "limitaciones" que tendría su Ejecutivo, sostenido por solo 84 diputados, y pidió ayuda a Oramas en una etapa "de confrontación territorial". Por último, lanzó un mensaje al PP y declaró que "ha bastado tan solo un segundo" para ver cómo, cuando "estaba a punto de perder el poder", sacó a relucir la crisis territorial y recordó el terrorismo sufrido en el país. "España es consciente de que la descentralización y la democracia han ido de la mano", remató.

En su primera intervención, la diputada reconoció que la situación del PP, tras las condenas a la trama Gürtel, "clama al cielo", pero cargó contra el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por presentar una moción de censura "en medio de una crisis de Estado".