Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
PP, PSOE y Cs se unen para suprimir los aforamientos, pese a las diferencias leer

El Senado aprobará hoy los Presupuestos de 2018 y los devolverá al Congreso

Madrid, Europa Press
18/jun/18 8:30 AM
eldia.es
TWITTER SENADO

El Pleno del Senado votará este lunes el texto del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 con la incorporación de al menos 44 enmiendas del PP y del Partido Aragonés (PAR), con lo que culminará su tramitación en la Cámara Alta y el proyecto será devuelto al Congreso para aprobar el texto con los cambios o en su versión original.

En concreto, el Pleno del Senado deberá aprobar el texto presupuestario con las enmiendas incorporadas en la fase de ponencia y en la Comisión de Presupuestos: 44 enmiendas parciales (17 del PP y 27 del PAR) que comportan cambios por un importe aproximado de 179 millones de euro, a las que podrían sumarse algunas nuevas si lo acuerdan todas las formaciones en el Pleno.

La mayoría del PP junto al apoyo del PSOE --tras el compromiso de Pedro Sánchez de mantener las cuentas una vez que el PNV respaldó su moción de censura a Mariano Rajoy-- más las formaciones que apoyaron las cuentas desde el principio (PNV, Cs, Foro Asturias, UPN, CC y NC) rechazaron el lunes los cinco vetos generales y los 56 vetos sectoriales presentados por Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y Bildu.

En la Comisión de Presupuestos se rechazaron también incorporar más de 5.400 enmiendas parciales de distintos grupos. Unidos Podemos ha registrado 2.221 enmiendas, ERC otras 1.264, PDeCAT 968 y Compromís 974.

Por su parte, las 44 enmiendas aceptadas (17 del PP y 27 del PAR) suponen modificaciones por unos 179 millones de euros: 35 millones que detraen inversiones en el País Vasco derivadas de las enmiendas de los 'populares' y 144 millones destinados principalmente a infraestructuras en Aragón, por petición del PAR.

El senador del PP Juan Antonio de las Heras señaló en declaraciones a Europa Press que de las 17 enmiendas del PP incorporadas al texto presupuestario solo tres detraen inversiones que estaban comprometidas con el PNV, por lo que les ha pedido que no se pongan "exquisitos", ya que los 'populares' al final solo le han "acariciado la piel" a los nacionalistas vascos después de que éstos apoyasen la moción de censura de Pedro Sánchez.

La enmienda que recoge la mayor partida supone la baja de 26,6 millones de euros asociados al Servicio Vasco de Empleo, que iban dirigidos a financiar, mediante convenios con comunidades autónomas, programas para mejorar el transporte público en zonas despobladas para evitar brechas con el medio urbano y favorecer el acceso a servicios.

ENFRENTAMIENTO PP Y PNV

Igualmente, otra enmienda incorpora exenciones fiscales que incluye la exención del impuesto especial sobre la electricidad a los riegos agrícolas, hasta ahora acogidos a una reducción del 85%, para favorecer la competitividad del sector y la mejora de la renta agraria. Para financiarlo se recoge una baja de gasto de 3 millones de euros en las transferencias pactadas con el PNV para el centro de investigación Biscay Marine Energy Platform (Bimep).

En materia de desarrollo rural, otra enmienda del PP propone mejorar en 5,5 millones la dotación del 'Plan 300x100', dedicado a financiar la extensión de redes de banda ancha de última generación al 100% de los núcleos de población, ampliándolo también a los polígonos industriales situados en zonas con escasa población o baja densidad de población. Esos 5,5 millones se sacan del Cidetec, para equipamiento de investigación y testeo de electromovilidad y almacenamiento eléctrico.

No obstante, el PNV ha reclamado a la Mesa del Senado que no admita esta enmienda porque se sumaría otra enmienda anterior de la misma cantidad, lo que supondría restar 6 millones a una partida que preveía 5 millones de ayuda. "Eso implica un aumento de crédito que no se ve correspondido con una baja del mismo importe, algo contrario al reglamento", ha explicado la senadora María Dolores Etxano.

Ante esto, el PNV busca dejar sin valor la corrección que presentaron los 'populares' contra la subvención al Bimep y que trataba de subsanar un error anterior en el plazo de enmiendas.

Por ello, el PNV denuncia que da la paradoja de que existen dos enmiendas que detraen una suma de 6 millones de euros al centro de investigación vizcaino Bimep, un millón más de lo que tenía asignado en las cuentas para 2018.

La solicitud presentada por el PNV para no incorporar la enmienda del PP se resolverá en la reunión de la Mesa del Senado de este lunes, antes de la celebración del Pleno que debatirá las enmiendas presentadas en la Cámara Alta y ratificará definitivamente el texto presupuestario, que deberá volver al Congreso de los Diputados y éste decidir si acepta o rechaza los cambios introducidos en el Senado.

El resto de enmiendas del PP se dirigen a reconocer impulsos fiscales o indemnizar a los afectados por la Talidomida entre 1950 y 1985, medidas para el desarrollo rural, a adelantar un año de las obras del AVE Almería-Murcia y a reconocer acontecimientos de excepcional interés público.

LAS ENMIENDAS DEL PAR

Respecto a las enmiendas del PAR, se ha añadido destinar 15 millones a la mejora del tráfico de la línea ferroviaria Huesca-Canfranc, seis millones para elaborar el estudio y proyecto del AVE Cantábrico-Mediterráneo u ocho millones para acondicionar la carretera de Congosto del Ventamillo-Campo, en la provincia de Huesca (8 millones).

Otras partidas se dirigen a acelerar la ejecución del tramo Fuentes de Ebro-Valdealgorfa de la A-68 (6 millones), el tramo entre los municipios zaragozanos de Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro (3,5 millones), actuaciones en la Autovía de los Pirineos o A-21 (29 millones), en la Autovía Mudéjar o A-23 de Valencia a Francia (13,5 millones) o impulsar la construcción del tramo de la autovía A-22 entre Lérida y Huesca (7 millones), entre otros.

Dado que previsiblemente el Pleno del Senado aprobará el texto incorporando las enmiendas del PP y del PAR, las cuentas regresarán al Congreso y será allí donde se tendrán que admitir las enmiendas introducidas o por el contrario se mantienen en su versión original.