Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Madrid amanece sin taxis en una huelga que transcurre sin incidentes leer
VIOLENCIA MACHISTA

Carmen Calvo: Las declaraciones de Casado son un paso atrás en derechos de la mujer

Cabra (Córdoba), EFE
5/ene/19 19:14 PM
eldia.es
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo./RAFA ALCAIDE (EFE)

Cabra (Córdoba), EFE La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido hoy que las manifestaciones del líder del PP, Pablo Casado, sobre violencia de género son "un paso atrás" en los derechos adquiridos y ha rechazado que se use como estrategia política el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

"Desde el Gobierno vemos con bastante preocupación y alarma que algunos quieran traspasar líneas rojas que destrozan un pacto constitucional y unánime como es el Pacto de Estado contra la Violencia de Género", ha dicho Calvo en unas declaraciones en su localidad natal.

Para Calvo, resulta "bastante inaceptable" que en una negociación política para formar Gobierno en una comunidad autónoma "se quiera romper un compromiso constitucional que va en dirección a la protección de las mujeres", y ha insistido en que el Pacto es "política de Estado".

La también ministra de Igualdad ha subrayado que la violencia de género es "un concepto acuñado" en la leyes constitucionales de España y en el "trabajo intenso" realizado en el Congreso y en el Senado en el Pacto, y ha recordado el compromiso de España con el Convenio de Estambul.

Un tratado internacional que refleja, según Calvo, que la violencia de género atenta contra los derechos humanos de las mujeres y "forma parte de una sociedad machista y patriarcal", lo que para la vicepresidenta es "la prueba más evidente de la desigualdad que a lo largo de la historia han soportado las mujeres por el hecho de serlo".

Después de la amenaza de Vox de no apoyar el pacto de PP y Ciudadanos si se mantiene la actual ley de violencia de género, el PP ofreció ayer a esta formación ampliar las ayudas a todas las víctimas de violencia familiar sea cual sea su sexo, y desde Las Palmas, Casado dijo que el 25 % de víctimas de "violencia familiar" no son mujeres.

Unas declaraciones con las que Casado "ha sobrepasado una línea roja que en política nadie puede pasar ni conceder en ningún tipo de negociación", según ha criticado Calvo, que ha considerado que además produce una "alarma social importante".

En este sentido, ha citado las más de 166.000 denuncias de mujeres que en el último año "se han visto agredidas y maltratadas" y "las 47 asesinadas", por lo que ha reiterado que "nadie puede estar confundiendo e incumpliendo de manera no leal" el Pacto de Estado.

"La democracia no puede tener un punto de retroceso y más por parte de un partido como es el PP. (...) Un partido minoritario de una comunidad autónoma no puede presionar con leyes constitucionales como es la Ley contra la Violencia de Género", ha indicado.

Y ha aseverado: "Es muy grave e inaceptable que un partido pueda ceder frente a una minoría de una autonomía a través de negociaciones con partidos que tratan de descomponer un espacio de democrático y constitucional adquirido mediante el acuerdo unánime de todos los partidos con representación en el Congreso y en el Senado".

Como jurista de profesión, Calvo ha aclarado que la violencia doméstica, "en el espacio intrafamiliar", está contemplada en el Código Penal y "no tiene nada que ver con la "violencia de género", que, ha remarcado, es un "concepto de carácter político y jurídico de todos los estados desarrollados y democracias más solventes" que cuenta con el marco legal internacional del Convenio de Estambul.

"La violencia de género es la cresta de la ola de la desigualdad que sufren las mujeres y niñas de cualquier lugar del mundo", ha insistido la vicepresidenta, que ha recordado que las estadísticas evidencian "la peor calidad" de los derechos de las mujeres.

"La igualdad es el corazón de una democracia", ha concluido Calvo.

VIOLENCIA MACHISTA