Nacional

El Gobierno español quiere "rescatar del olvido" al exilio republicano

María D. Valderrama, París, EFE
9/feb/19 15:59 PM
eldia.es
Fernando Martínez, director general para la Memoria Histórica, y Cristina Latorre, subsecretaria del Ministerio español de Justicia y presidenta de la Comisión Interministerial del 80 aniversario del exilio republicano, durante el acto de homenaje a los refugiados republicanos este sábado en el cementerio parisino de Père Lachaise./Fernando Pérez (EFE)

María D. Valderrama, París, EFE El Gobierno español tiene la voluntad de "rescatar del olvido al exilio republicano", según declaró este sábado el director general para la Memoria Histórica del Ministerio de Justicia, Fernando Martínez López, durante el lanzamiento de los actos de conmemoración por el 80 aniversario de La Retirada.

En un homenaje en el cementerio de Père Lachaise de París a los refugiados españoles que combatieron por la liberación de Francia en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Martínez resaltó que una de las motivaciones del Gobierno para oficializar este aniversario es el desconocimiento general de la juventud sobre este exilio.

"Hay que llevar esta historia a las escuelas, a la gente joven, porque aquellos hombres y mujeres que salieron de España y tuvieron que venir a Francia representaban la mejor España: por eso fueron deportados a los campos de exterminio nazi", señaló.

Ante unos 200 descendientes de estos refugiados, Martínez dijo que la mayor parte de la población desconoce la suerte que deparó a los más de 500.000 españoles que huyeron del país al final de la Guerra Civil (1936-1939), y dijo que quienes después lucharon por la liberación, son "el hilo entre España y la memoria democrática europea".

El acto supuso el comienzo en Francia de esta conmemoración, que por primera vez en la historia democrática de España cuenta con el sello del Gobierno.

Los eventos continúan este fin de semana en la Federación de Deportados Españoles, con proyecciones de películas, exposiciones de fotografía y conferencias, y dentro de dos semanas en el sur, con una serie de encuentros simbólicos en la frontera, donde acudirá el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"Por primera vez un presidente va a estar delante de la tumba de Manuel Azaña, el día 24. Y también ese mismo día acudirá a Colliure, en el aniversario de la muerte de Antonio Machado", dijo Martínez.

Si bien en 2015 el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero rindió homenaje Azaña, el último presidente de la II República, en la localidad gala de Montauban, donde se exilió en 1939, sí que sería la primera vez que un jefe del Gobierno visita su sepultura.

El homenaje en Père Lachaise contó además con la presencia de Cristina Latorre, subsecretaria del ministerio de Justicia y presidenta de la Comisión del 80 aniversario del Exilio Republicano, y con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, cuyo padre tuvo que huir desde Málaga a sus diez años, como ella misma recordó.

Por estas razones personales, Hidalgo ha iniciado una batalla propia a favor de la memoria histórica desde su llegada al consistorio parisino, como colocar una placa en recuerdo de La Nueve -división formada principalmente por españoles que lideraron la liberación de París en 1944- en los jardines del Ayuntamiento.

Tras los testimonios de los hijos de algunos refugiados, muchos de los cuales fueron detenidos en campos de concentración nazi, como Mauthausen, Hidalgo reclamó la necesidad de "legitimar" la historia de los republicanos y enseñarla en las escuelas.

"Es una historia que se ha contado dentro de las familias, como es mi caso, pero también necesita ser reconocida en la historia oficial. Un pueblo que no conoce su historia no puede crecer, y esto se tiene que hacer en el marco de la democracia y la ley", señaló Hidalgo a la prensa.

La franco-española reconoció estar aún "impactada" por la entrada del partido de ultraderecha Vox en el Parlamento andaluz y consideró que la elección de que sea este partido el que presida la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico en la cámara regional, que tiene encargadas las competencias en materia de Memoria Histórica, es "negar completamente la historia".

"Hay que tener una conciencia muy fuerte porque las democracias son muy frágiles", reivindicó.

Para Véronique Salou, presidenta de la asociación 24 août 1944 e hija de refugiados, el Gobierno debe avanzar en la exhumación de fosas comunes y revisar la ley de amnistía para permitir la reparación de víctimas y revisar los procesos franquistas.

Martínez indicó que la reforma de la ley de Memoria Histórica de 2007 debería permitir algunos de estos puntos, lo que incluiría la creación de un plan estatal para la exhumación de las más de 2.400 fosas que quedan en España, una prioridad en 2019.

Además, anunció que el desentierro del cadáver del dictador Francisco Franco, fallecido en 1975, del Valle de los Caídos está en sus "últimos momentos administrativos". "Depende de cuándo adopte la decisión el Consejo de Ministros".