Nacional
BARCELONA

Torra y Colau evitan el saludo protocolario al Rey al llegar a la cena del Congreso de Móviles

Barcelona, EFE
24/feb/19 19:11 PM
eldia.es
El rey Felipe VI saluda a su llegada a la cena de inauguración del Mobile World Congress sin la presencia de Torra y Colau./Quique García (EFE)

Barcelona, EFE Felipe VI ha llegado, pasadas las 19.30 horas, al Museu Nacional d'Art de Catalunya de Barcelona para presidir la cena de inauguración del Mobile World Congress (MWC), a la que también asiste el presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien ha rehusado participar en el saludo protocolario al rey.

Al igual que Torra, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participa en el convite, pero tampoco se ha sumado a la recepción de la llegada del jefe del Estado y han esperado en otra de las salas.

Don Felipe ha llegado al Museu d'Art de Catalunya, situado en la zona de Montjüic, acompañado por la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, quien hace las funciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, según el protocolo acordado por el Ejecutivo.

En la línea de saludos en el vestíbulo, han estado la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, y el de Ciencia, Pedro Duque, así como la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

También han estrechado la mano del rey los principales directivos del Groupe Special Mobile Association (GSMA), la patronal de la industria del móvil y organizadora de la feria, que se celebra en Barcelona desde 2006.

Como habían anunciado esta semana, Torra y Colau se han ausentado del grupo de autoridades que han recibido al monarca, aunque su intención es saludarle en el cóctel que precede a la cena.

A Torra le ha acompañado al acto el consejero de Política Digital, Jordi Puigneró, que se ha retirado con él del vestíbulo diez minutos antes de que llegara el rey.

Hasta entonces, el presidente de la Generalitat, que ha lucido el lazo amarillo de apoyo a los políticos independentistas que están presos, ha estado en la entrada del museo, aunque no se le ha visto departir con los ministros.

Sí ha estado hablando durante un rato con la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, la socialista Núria Marín.

El gesto de Torra de no participar en el besamanos se enmarca en la postura de rechazo de la Generalitat hacia la figura del jefe del Estado como represalia por el discurso que pronunció en contra del desafío independentista en Cataluña el 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum ilegal.

A eso se añade la celebración estos días en el Tribunal Supremo del juicio contra los principales dirigentes catalanes acusados de organizar la consulta inconstitucional, al que Torra ha tachado de "farsa".

En la primera ocasión en la que se vieron el rey y Torra, en junio de 2018 en Tarragona en la apertura de los Juegos del Mediterráneo, también declinó estar en el saludo protocolario y le estrechó la mano en el interior del estadio.

Luego volvieron a coincidir el pasado mes de agosto, la última vez que se vieron, en los actos por el primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils.

En la cena, Felipe VI está sentado entre Calviño y el director general de GSMA, Mats Granryd, mientras que Torra está justo enfrente, flanqueado por Batet y Duque.

Entre los alrededor de 150 invitados, está la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, el 'padre de la Constitución, Miquel Roca, y el presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet.

Los Comitès de Defensa de la República (CDR) han convocado protestas en las proximidades del Museu, situado en el corazón de Montjüic.

Los Mossos d'Esquadra han establecido un amplio cordón de seguridad para evitar incidentes.

BARCELONA