Nacional

Abascal pide a los votantes desencantados del PSOE que "suban al carro"

Hace una llamada a la izquierda desde el 'cinturón rojo' de Madrid e insiste en sus críticas a "la derechita cobarde" del PP y la "veleta" de Ciudadanos
Madrid, Europa Press
6/abr/19 16:19 PM
eldia.es
El presidente de Vox, Santiago Abascal./Kiko Huesca (EFE)

Madrid, Europa Press El líder de Vox, Santiago Abascal, ha extendido este sábado la oferta de su partido a los antiguos votantes del PSOE que ahora estén desencantados con sus dirigentes y les ha animado a "subirse al carro" de una formación que defiende España "por encima de izquierdas y de derechas". "No les hacemos reproche, les tendemos la mano para decirles que recorran este camino junto a nosotros", ha animado.

Abascal ha lanzado este mensaje, dirigiéndose por primera vez a tradicionales votantes de la izquierda, en un mitín ofrecido en Leganés, una ciudad de la periferia de Madrid parte del tradicional 'cinturón rojo'. Lo ha hecho ante unas 8.500 personas que sin embargo no han conseguido completar el aforo de la plaza de toros de la localidad, de 9.200 localidades. Además, otras 5.000 personas han seguido el mítin a través de Internet, según los organizadores.

Abascal ha sido el encargado de cerrar un acto inundado de banderas de España que ha servido de presentación oficial de sus candidatos a las elecciones del próximo 28 de abril. Los mensajes a favor de la unidad de la nación y contra el independentismo son los que han logrado un mayor aplauso de un público que le ha coreado en numerosas ocasiones al grito de 'presidente, presidente'.

En su discurso ha abordado los tradicionales temas 'estrellas' de Vox, como la inmigración, la batalla al feminismo o la lucha contra los nacionalismos. También ha lanzado reproches a los demás partidos, pero en esta ocasión ha centrado sus críticas en el PSOE, calificándolo como "el mayor problema" del país, para a continuación pedir el voto de sus simpatizantes.

"No tienen el más mínimo amor al bien común ni a la patria", ha avisado Abascal sobre los socialistas, a quienes ha reprochado haber pactado con "terroristas, separatistas y comunistas que nos quieren llevar a Venezuela". Y se ha preguntado qué le queda al actual PSOE de obrero y de español cuando sus líderes dirigen el partido "desde sus mansiones piji-progres".

Respecto al PP, ha censurado que sus dirigentes "no se atreven absolutamente a nada", aunque ha subrayado su respeto por sus votantes, y ha atacado a la "veleta naranja" de Ciudadanos liderada por Albert Rivera --"parece que actúan a las órdenes de intereses extranjeros o del viento sin más"--.

Más dura contra el Partido Popular ha sido la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio: "No nos sirven los partidos de la ambigüedad, de los blanditos, de los tibios, de los que no se atrevieron a aprobar el artículo 155 cuando lo tenían que haber hecho, los que no se atrevieron a acabar con las televisiones de los enemigos de España como TV3 --ha avisado--. No podemos arriesgarnos a ir de la mano de un partido debilitado por la corrupción que agachó la cabeza, se arrodilló".

Y ha atacado directamente al expresidente del PP Mariano Rajoy acusándole de haber "ahogado sus penas en un bar entregando España a sus enemigos", en alusión a su ausencia del Congreso durante la votación de la moción de censura. Monasterio tampoco ha dudado en responder a José María Aznar y asegurar que Vox "mira a los ojos" a esa "derechita marchita" para preguntarle qué ha hecho durante los últimos ocho años que ocupó el Palacio de la Moncloa.

Abascal y Monasterio han sido los 'platos fuertes' de este acto en el que también han alabado la figura del exfuncionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, que cierra simbólicamente la lista por Madrid y que este sábado ha vaticinado que el éxito de Vox en estas elecciones será solo el punto de partida para cambiar el país del "marasmo" en el que está sumido.

"No estamos aquí por un partido ni por 52 magníficos candidatos, estamos por un sentimiento rojigualda que es irrenunciable", ha coincidido Abascal, quien ha definido Vox como "un movimiento patriótico, político, cultural, por España y por la libertad". "No se trata de un partido, se trata de España, el futuro de nuestros hijos y la herencia de nuestros padres", ha insistido.

Para ello, ha garantizado que su formación "no esconde nada" y dice las cosas "sin complejos"; con la convicción de que no caerán en manos de "separatistas, independentistas" ni de Podemos. En este contexto, ha arremetido contra "la partitocracia", las autonomías y se ha comprometido a "poner fin al espolio" que a su juicio sufren los españoles. "Decimos basta ya a las oligarquías políticas que han creado un sistema de impuestos abusivo y confiscatorio", ha subrayado anunciando "la mayor bajada de impuestos de la historia".

REBELIÓN DE LO OBVIO

Abascal ve su proyecto como una "rebelión de lo obvio" que hace ya "inexorable" el triunfo "del sentido común" el próximo 28 de abril, con un proyecto claro para restaurar el orden constitucional, defender la unidad nacional, disolver los Mossos d'Esquadra, intervenir indefinidamente la Generalitat o impulsar la ilegalización de partidos "separatistas".

Todos estos mensajes ha defendido poder debatirlos con el resto de candidatos en un debate 'a cinco' que, según ha asegurado, están "vetando" PSOE y Ciudadanos. "Queremos preguntarles si están dispuestos a defender la unidad de España con todas las consecuencias y dar la batalla ideológica a los progres", ha adelantado.

Pero además de España, Abascal cree que en las próximas elecciones generales está en juego "la libertad". "Libres para hablar de nuestra historia sin condenar a nuestros abuelos ni pedir perdón. Libertad para defender el derecho a la vida, a la familia o de los más débiles. Tener derecho a decidir quién vive con nosotros", ha proclamado antes de tildar de "fracaso" la "ensalada multicultural" y avisar de que los inmigrantes deberán aceptar las "leyes y valores" de España.

También ha aprovechado para acusar al islamismo de ser "enemigo de nuestra democracia, cultura y libertad" después de que la Fiscalía haya abierto diligencias contra su secretario general, Javier Ortega-Smith, por unas declaraciones similares. "Si quieren que nos callemos nos van a tener que encerrar. Y ni aún así nos callaremos", ha avisado Abascal, que ha dicho representar a "la España que no se rindió nunca" identificada por Pelayo, Isabel la Católica, El Cid, Blas de Lezo, Hernán Cortés o Agustina de Aragón.

"BIENVENIDOS, BIENVENIDAS Y BIENVENIDES"

Antes de él, el encargado de abrir el acto ha sido el 'número tres' por Madrid, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha invitado a todos los candidatos a subir al escenario sin desaprovechar la oportunidad para ironizar sobre el lenguaje inclusivo. "Bienvenidos, bienvenidas, bienvenides todos, todas, todes, a este acto, acta, acte", ha proclamado.

Los puntos fundamentales del programa de Vox han sido desgranados por algunos de sus candidatos, todo intercalado con imágenes de rivales políticos que eran abucheadas por el público, como el presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez; el líder de Podemos, Pablo Iglesias; la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría; el diputado de ERC Gabriel Rufián, o incluso algunos periodistas.