La Palma

Inauguran la residencia y se disculpan por 16 años de obras

El nuevo recurso cuenta con 26 plazas y ha tenido un coste de 2,1 millones. El alcalde lamenta la tardanza y agradece a Clavijo su compromiso con la edificación.
V.Martín, Tijarafe
1/mar/19 6:26 AM
Edición impresa
Inauguran la residencia y se disculpan por 16 años de obras

V.Martín, Tijarafe

La residencia de mayores de Tijarafe, un pueblo de apenas 2.550 habitantes, ha tardado 16 años en construirse. Un año se hicieron los cimientos, al siguiente llegaron los primeros bloques, más tarde la techumbre, luego apareció la crisis económica... "Lo primero es pedir disculpas", afirmó el alcalde, Marcos Lorenzo, en el momento de la inauguración. Han sido 16 fases de obra y una más para el equipamiento. Eso sí, ya está finalizada y en apenas unos días llegarán los primeros usuarios. Tiene 26 plazas.

El regidor "sacó" el extenso listado de agradecimientos, aunque se dirigió especialmente al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo -estaban a menos de medio metro de distancia-, para reconocerle que "¡con nosotros has cumplido!". Recordó que el rector regional "vino aquí hace dos años y se comprometió a buscar los fondos para el equipamiento, y vinieron".

Marcos Lorenzo acabó emocionado. Era al final de su alegato. Han sido años en los que vecinos preguntaban si algún día verían la residencia en funcionamiento. Tragó en seco antes de tener "un recuerdo especial para todos aquellos mayores que se cuestionaban para cuándo y desafortunadamente ya no están con nosotros para verla finalizada".

La residencia por dentro es acogedora. No es que sea excesivamente espaciosa, tampoco era la idea, pero sí aprovechada. Su buena cocina, una zona de ocio, sus habitaciones, el exterior es tranquilo... los mayores estarán bien aquí.

El Cabildo también ha asumido una parte de la financiación de este recurso, cuyo coste ha sido superior a los dos millones de euros. El presidente insular, Anselmo Pestana, afirmó que estaba "orgulloso" de ver la obra terminada. A su juicio "esta inauguración es una de las cosas que mayor impacto tienen en la sociedad, que es tener recursos para la atención a nuestros mayores". "En momentos como estos es cuando merece la pena estar en el servicio público", subrayó.

Pestana no se olvidó de anteriores alcaldes que empujaron en favor de la residencia, que personificó "en quien hoy es consejero (de Medio Ambiente)", Juan Manuel González Luis, y recordó también el empeño de José Luis Perestelo, exregidor insular y ahora su vicepresidente, para inyectar el dinero "que en cada momento se podía" para que la edificación siguiera adelante.

Entre los políticos, en la visita al interior de la residencia, se entremezclaron vecinos. Mayores sobre todo. Cuando aún estaban en la juventud de la vejez, vieron poner la primera piedra. Ahora la observan con otros ojos. Siendo ya mayores. "Está todo nuevo", "qué bonito", "¡ya era hora!... comentaban. Y, para qué mentir, no les faltaba razón.

El presidente del Gobierno de Canarias cerró la inauguración. Bueno, el último fue el párroco, que tampoco desaprovechó el momento para dirigirse a los fieles. Fernando Clavijo expresó, en referencia al nuevo recurso, que "lo que hemos querido hacer en este mandato es trabajar todos juntos. Había un objetivo que era prioritario para la corporación municipal, para su alcalde, también para el Cabildo de La Palma y nosotros sabíamos que era algo que se tenía que terminar. Dimos la palabra y sabíamos que lo íbamos a sacar adelante, aunque siempre está la duda de los plazos de las obras que los contratistas en este caso han cumplido". "Hemos conseguido los recursos, al final todos hemos colaborado para que el día de hoy fuera una realidad y lo que tenemos que hacer es ponerlo en funcionamiento, que las plazas estén operativas y que lo disfrutemos", indicó.

Clavijo quiso ir un poco más allá, subrayando que "vamos a trabajar para completar la oferta de plazas sociosanitarias de La Palma". Es sabedor de que "la población envejece y lo que hay que hacer con nuestros mayores es atenderlos adecuadamente y dignamente en la medida de las posibilidades en el entorno familiar y, si no es posible, en el entorno en el que han vivido".