La Palma

La capital pierde 445.000 euros por una obra del Plan E de 2009

El Estado descontará de los tributos que debe ingresar al ayuntamiento el coste de cubrir la cancha polideportiva de El Pilar hace 10 años, después de incumplir normas de contratación.
V.Martín, S/C de La Palma
20/mar/19 6:29 AM
Edición impresa
La capital pierde 445.000 euros por una obra del Plan E de 2009

V.Martín, S/C de La Palma

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma tiene contemplado en el presupuesto de 2019 la devolución de 445.000 euros al Gobierno de España por una actuación incluida en el Fondo Estatal de Inversión Local del año 2009, que popularmente se conoció por Plan E.

La obra objeto de la devolución fue la cubrición de la cancha deportiva del barrio de El Pilar. La actuación se llevó a efecto, pero desde la Dirección General de Coordinación de Competencias con las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, se advirtió al ayuntamiento de que no se habían cumplido las normas elementales de contratación estipuladas por ley, además de existir un retraso en la certificación de los trabajos.

Ante la reclamación del dinero, el ayuntamiento, que estaba dispuesto a una devolución parcial, presentó un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y, aunque logró frenar durante años el reintegro, tras exponer que en todo momento se había actuado de buena fe y que la obra se había realizado en su totalidad, una sentencia firme cerró el litigio a favor del Estado.

Para ser exactos, el ayuntamiento no debe reintegrar el dinero sino que se le descontará de la participación de tributos, es decir, sufrirá una merma de ingresos de 445.000 euros.

El concejal de Hacienda y Cuentas en Santa Cruz de La Palma, Julio Felipe, informó en sesión plenaria de que "esa deuda" será liquidará con el presupuesto de 2019, mientras que el alcalde, Sergio Matos, se lamentó de que se perdieran esos ingresos por apenas unos días de tardanza en la certificación de la obra. En realidad, para que los técnicos del Ministerio reclamaran la totalidad de los fondos hubo algo más irregular en aquella actuación que simplemente el incumplimiento de plazos.

Aunque pudo restar ingresos a lo largo de todo el año, el ayuntamiento ha decidido cerrar este capítulo lo antes posible, por lo que cubrirá su deuda en los cinco primeros meses de 2019.