Sociedad

Científicos canarios estudian 'la salud' de las momias guanches a través de un TAC

El proyecto que lidera Maynar con Ruiz Alzola, el Museo de la Naturaleza y la Arqueología y Hospiten emplea la tecnología más avanzada para estudiar la genética y enfermedades de los aborígenes.
M. J. H. S/C de Tfe.
4/mar/19 6:26 AM
Edición impresa
 

M. J. H. S/C de Tfe.

Estudiar 'la salud' de las momias guanches con tecnología médica e informática avanzada, para conocer mejor la genética y enfermedades de los antepasados canarios. Este es el objetivo del proyecto que lidera la Cátedra de Tecnologías Médicas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), que dirige Manuel Maynar y que se llevará a cabo en colaboración con el grupo de investigación de Juan Ruiz Alzola, en el marco del proyecto internacional Macbioidi, el Museo de la Naturaleza y la Arqueología (MUNA), de Tenerife, y el Grupo Hospiten.

"Queremos convertir las momias en un hecho social vivo, para que la gente se pueda acercar al museo para conocer más sobre nuestros antepasados, sus enfermedades, su alimentación... un proyecto que no solo tiene un valor científico, sino también educativo y de conciencia ciudadana", indicó Maynar.

Para el estudio, que está a punto de comenzar, utilizarán un TAC (tomografía axial computarizada) de última generación y un paquete de software 3D Slicer, de código abierto para el análisis de imágenes y la visualización científica, que aporta el proyecto Macbioidi -dirigido a promover la actividad científica, formativa y empresarial de alcance global en el ámbito de las TIC médicas-, desarrollado por la Universidad de Harvard.

"Con esta tecnología vamos a escanear a las momias con un TAC de máxima resolución en imágenes, y a partir de ahí hacer una reconstrucción, y contar toda la información que obtengamos tanto para fines museísticos como científicos. Servirá a los antropólogos para el estudio de enfermedades, teniendo en cuenta que vamos a obtener datos de los restos por dentro", apuntó Ruiz Alzola. "Esta es una iniciativa que queríamos hacer dentro del proyecto Macbioidi, y ahora ha salido gracias a la colaboración del profesor Maynar, a través de la Cátedra de Tecnologías Médicas, el Museo de la Naturaleza y la Arqueología y el Grupo Hospiten", indicó el catedrático de Tecnologías de la Imagen de la ULPGC.

Inicio

Según destacó el profesor Maynar, el objetivo es comenzar en unas semanas, dado que se están ultimando todos los permisos necesarios para trasladar a las momias al centro de Hospiten, donde serán sometidas al estudio tomográfico. "Todo esto requiere una serie de pasos legales para sacar a las momias del museo. Una vez que se complementen los mismos, se hará un transporte discreto con todas las garantías de seguridad necesarias. Y a partir de ahí, aprovechamos una tecnología que tiene el grupo Hospiten, que nos cede de forma altruista para que hagamos el estudio, que en este caso será rápido, dado que con la tecnología actual los TAC duran entre 5 y 10 segundos", avanzó el director de la Cátedra de Tecnologías Médicas.

La siguiente fase será la de empezar a reconstruir con diferentes tecnologías de ingeniería y especialistas forenses las imágenes.

Además del valor científico, el proyecto tendrá un marcado objetivo de divulgación social, dado que se prevé grabar todo el proceso y crear un vídeo explicativo y fácilmente comprensible para el público en general de los principales datos que se obtengan del estudio, según apuntó el doctor Maynar.

"Vamos a grabar todo el proceso, se le dará difusión internacional, y así convertimos estas momias en seres vivos y activos de una sociedad que ha seguido creciendo, y a partir de ahí podemos encontrar espacios para compartir, explicar y atraer a la gente para que escuche, aprenda y se cree una conciencia de que la enfermedad no la puedes delegar ni en políticos ni en los médicos, es de cada enfermo, porque tenemos que poner el mismo interés en nuestra salud que en comprar un coche, llevar el niño al colegio...".

A este respecto, Maynar insistió en la necesidad de que la población entienda, a través de sus antepasados, y aprenda cómo debe implicarse en su cuidado. "Queremos convertir las momias en gestos vivos de una sociedad gracias a sus antecedentes. Nuestra obligación como universidad es transmitir el conocimiento. Con lo cual, este proyecto nos permitirá ir más allá de la investigación para entender el origen humano canario y hacer un buen proyecto social, incluso a nivel internacional", subrayó Maynar.

Ruiz Alzola apuntó que, una vez se lleven a cabo los estudios del TAC, a lo largo del año se iniciará su análisis, las identificaciones de las estructuras anatómicas y la segmentación de las mismas para, a partir de ahí, realzar los aspectos más interesantes y extraer todo el conocimiento posible. Y en paralelo se harán visualizaciones aptas de llevar a un formato museístico. "Me hace mucha ilusión pensar que el museo lo vamos a convertir en una campana de resonancia gracias a las momias, que van a estar más vivas que nunca", concluyó el director de la Cátedra de Tecnologías Médicas, Manuel Maynar.