Sociedad

"La alegría de vivir" une música, fiesta, baile y, sobre todo, canarios

Eloísa González, Elvis Sanfiel, Mercedes Ortega, Rebeca Paniagua o José Croissier se lo pasaron 'bomba' al participar en el especial del programa 200 de 'Noveleros' a emitir el martes.
El Día, S/C de Tenerife
6/abr/19 6:33 AM
Edición impresa

El Día, S/C de Tenerife

El gran musical que conforma el 200 programa de Noveleros juntará a los vecinos de los cinco enclaves escogidos con conocidos presentadores de Televisión Canaria, que también cumple este año su vigésimo aniversario, ejerciendo de maestros de ceremonias y recorriendo el municipio de una forma singular y divertida.

Así pues será posible escuchar a ABBA en boca de Eloísa González; a Elvis Sanfiel convertido, por una noche, en el gran Raphael; a Mercedes Ortega recorriendo La Graciosa al ritmo de Raffaella Carrá y rompiendo corazones a su paso, o a Rebeca Paniagua y José Croissier moviéndose al son de Chayanne además de a los reporteros de Noveleros haciendo su versión de Marejada.

Para Eloísa González la experiencia ha sido maravillosa y sobre todo divertida, "con un equipo completamente implicado pero no sólo en mi videoclip sino en todos. Más que un día de trabajo aquello fue un día de fiesta a lo grande con todo el mundo bailando y cantando la canción y pasándoselo bomba".

"El día anterior a la grabación estaba lloviendo pero al siguiente había un solajero tremendo. Terminamos sudando a tope. Es un plano secuencia que tienes que grabarlo todo de una vez. Y corre para arriba, para abajo y ahora por dónde era. Y al final, yo que pensaba que iba a ser muy complicado porque la canción dura cuatro minutos, y siendo tan larga iba a ser un lío, además de la dificultad de coordinar a todo un pueblo, implicarlo junto a su ayuntamiento, que todo el mundo se prepare la canción? Pero te lo pasas tan bien que aunque efectivamente es un lío, con la dificultad de coordinar a tanta gente, todo fluye y pasa volando. Desde el coreógrafo que curró como el que más hasta el último que recogía los cables estaba bailando y saltando y pasándoselo bien. Han hecho un gran trabajo implicando a los municipios y sus ayuntamientos, para los que además supone una promoción estupenda", cuenta Eloísa entre risas.

Y con un resultado excelente y no exento de sana competitividad. "Creo que a la gente le va a entusiasmar, yo parezco una cabra porque de lo que pretendían que yo bailara a lo que bailé, que doy dos vueltas y me caigo en el suelo... Nos reímos tantísimo. El mío fue el segundo en grabarse y vi el primero que fue el de Agüimes para hacerme una idea y me entró hasta cierta competitividad sana en plan yo quiero que el mío sea incluso mejor, y te pones nerviosa pensando en cuánta gente vendrá y demás", asegura González.

José Croissier afirma que la participación de todo el pueblo de Agüimes fue increíble. "La gente se acerca a ti y lo ves de otra perspectiva porque al estar nosotros siempre en plató, de repente sales a la calle y sientes esa cercanía, ves la gente cómo participa junto al buen rollo que había y que transmite el equipo de Noveleros y vives un día diferente, como un soplo de aire fresco", explica.

Aunque confiesa algunas dificultades porque "soy medio patoso, me costaba y en los primeros ensayos, estaba un poco cortado porque a mi bailar y cantar me es un poco difícil pero viendo el cariño de la gente y con la ayuda del coreógrafo lo pude sacar adelante y me lo pasé genial. El pueblo estaba muy volcado, había mucho colorido, todo el mundo ayudando, y teniendo en cuenta además que era un recorrido muy grande y había que hacerlo en plano secuencia, la gente lo dio todo con un ambiente muy festivo".

También disfrutó mucho Elvis Sanfiel. "El pueblo de Breña Alta en La Palma se volcó con la grabación. El equipo del programa me trató como un auténtico rey. Me vine encantado y creo que el resultado final, que he podido ver algo, cumple las expectativas. Yo solo tengo palabras de agradecimiento al equipo y al pueblo que se volcó e hizo que todo fuera mucho más fácil y muy divertido".

De hecho, "nunca había hecho algo ni parecido. Cuando me contaron cómo se iba a realizar pensé que iba a ser imposible con gente como los vecinos y yo, que no tenemos experiencia en algo así y que íbamos a tardar 150.000 horas para hacerlo bien y luego fue todo lo contrario. No tardamos casi nada. A la tercera nos salió bien gracias a todo el pueblo que puso muchísimas ganas", asegura el presentador.

Para la emisión del programa el próximo martes ya tiene avisado a todo el mundo, amigos y familia, destacando "a mi abuela para que esté muy pendiente, no sólo para ver el mío sino el de otros compañeros que sé que han quedado muy bien".

También en familia espera visionarlo Mercedes Ortega, que afirma que "aún no lo he visto y estoy deseando que llegue el día para sentarme delante del televisor con familia y lo grabaré también para verlo más veces".

Increíble y maravilloso son algunos de los calificativos que dedica a su participación en este especial. "He disfrutado muchísimo, he aprendido un montón y me ha encantado formar parte del equipo de Noveleros, que contaran conmigo para una celebración tan importante, que una efeméride así se cumple rara vez y que depositen en ti la confianza para ser una de las madrinas ha sido muy bonito. Además, La Graciosa (lugar de su grabación) es un espacio muy mío. Mi experiencia ha sido muy mágica. Los 200 programas, La Graciosa, la convivencia con el equipo, el calor de la gente. Todo en este especial fue muy de verdad, muy auténtico, muy de corazón. Como el temazo de Raffaella Carrá que me chifla y que era como para mí", afirma.

Y la complicación de hacerlo con un plano secuencia, aspecto que destacan todos los participantes, que "era complicado pero parte de la magia de esta celebración. El hecho de que Edu Yanes planteara este reto es lo que lo hizo mágico. Tenía que ser todo muy de verdad y el plano secuencia es el referente de eso al no haber cortes", concluye Mercedes Ortega.