Sucesos

Incautados 74 kilos de droga sintética en dos operaciones en Madrid

El mayor de los alijos de la droga conocida como MDMA pesaba 69 kilos y se introdujo desde Centroeuropa en camiones y camuflado entre la carga legal.
Efe, Madrid
28/ene/19 6:23 AM
Edición impresa
Alijos intervenidos./POLICÍA NACIONAL

Efe, Madrid

Agentes de la Policía Nacional intervinieron 74 kilos de MDMA en dos operaciones contra el tráfico de drogas sintéticas practicadas en la ciudad de Madrid.

El mayor de los dos alijos, informaron ayer fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, asciende a 69 kilos y era introducido desde Centroeuropa a España en camiones camuflados entre la carga legal.

Para esta operación se contó con la colaboración de las policías alemanas de Wurzbug y Unterfranken, y se saldó con la incautación de esos 69 kilos de MDMA (metilendioximetanfetamina) y la detención de cuatro personas -tres en España y una en Alemania- entre ellas el líder de la organización y dos de sus lugartenientes.

Los detenidos transportaban el estupefaciente en camiones desde el centro de Europa a España, camuflándolo entre carga legal hasta Villarreal (Castellón), donde residía el cabecilla.

En una segunda operación, la Policía intervino otros cinco kilogramos de MDMA en Madrid y detuvo a uno de los principales vendedores de esta sustancia en el criptomercado de navegación anónima (mercado de la Red TOR donde los vendedores pueden ocultar su IP para evitar ser descubiertos).

Esta operación, si bien supuso menor incautación de droga, fue fruto de una investigación dificultosa, ya que la venta de la sustancia ilegal se realizaba a través de la "Dark Web" y en pequeñas cantidades que eran enviadas mediante correo postal en cartas ordinarias y pagadas con moneda virtual.

El alijo de 69 kilos fue, por su parte, el resultado de unas pesquisas que comenzaron en 2015 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización de narcotraficantes dedicada a introducir MDMA.

Tras varias gestiones, localizaron la ruta de transporte que utilizaban para introducir la droga sintética en España en camiones, ocultándola entre la carga legal. El centro de recepción estaba en Villarreal (Castellón), ciudad donde residía el líder de la red, para su posterior remisión a Madrid.