Sucesos

La Fiscalía pide 4 años de cárcel a la dueña de una agencia de viajes

El Ministerio Público considera que la acusada estafó a medio centenar de clientes en un local del Puerto de la Cruz y que el volumen del fraude asciende a unos 52.000 euros.
Noé Ramón, S/C de Tenerife
26/feb/19 6:26 AM
Edición impresa
La Fiscalía pide 4 años de cárcel a la dueña de una agencia de viajes

Noé Ramón, S/C de Tenerife

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife acoge a lo largo de toda esta semana el juicio por un supuesto delito de estafa agravada del que se considera autora a C.D.D.G., propietaria y única empleada de una agencia de viajes situada en el Puerto de la Cruz. La Fiscalía pide cuatro años de cárcel y la devolución de cerca de 52.000 euros a medio centenar de clientes que pagaron sus billetes o estancias en hotel sin recibir nada a cambio.

Los hechos tuvieron lugar entre los meses de julio de 2015 y mayo de 2016, período en el que la acusada recibía el dinero y luego "hacía creer a los clientes que había tramitado los billetes o estancias hoteleras". Pero la realidad es que, cuando llegaba el día del viaje, estos se encontraban con que no podían hacer uso del servicio abonado.

El juicio se extenderá durante una semana dado que a lo largo de estos días han sido llamados a declarar alrededor de 90 testigos, la mayoría de ellos clientes que se sienten estafados. Las cantidades supuestamente cobradas de forma indebida ascienden en algunos casos a 4.000 euros y siempre se trató de viajes a la Península o al extranjero. En ocasiones, los clientes no pudieron hacer uso del viaje de vuelta, con lo cual tenían que comprar otro billete y a veces pagar más días de estancia en los hoteles.

La acusada defendió su inocencia ayer, aunque no llegará a declarar formalmente hasta el final del juicio. Su defensa aportó diversos correos electrónicos y un parte médico en el que se refleja que padeció una depresión por aquellas fechas. En la primera jornada de la vista declararon varios clientes, quienes coincidían en que después de llevarse a cabo la supuesta estafa era imposible contactar con ella por teléfono y se encontraban el local cerrado.

La empresa, que fue declarada como responsable civil subsidiaria, señaló que trabajaban en régimen de cooperación y que los contactos se hacían vía telefónica. El representante de esta compañía indicó que se había enterado de la supuesta estafa por las noticias aparecidas en el periódico El Día.

Hubo un grupo de denunciantes que sí han conseguido que se les devuelva la cantidad íntegra a través de una entidad bancaria.

Entre las declaraciones que tuvieron lugar ayer está la de un ciudadano senegalés que pagó 400 euros por el billete para que su madre viniera a Canarias, pero al final esta le llamó desde el aeropuerto diciendo que no había constancia de la existencia de pasaje alguno.

Un viaje a Thailandia

También intervino la mujer que fue peluquera de la acusada y que vio cómo, después de gastar 4.200 euros, no pudo viajar a Thailandia como tenía previsto. Aseguró que a lo largo de los meses le iba dando dinero, según la procesada se lo pedía, para finalmente ver cómo el negocio estaba cerrado y ella no contestaba a sus llamadas. Matizó que siempre había tenido problemas con otros viajes cerrados con ella y negó que la hubiese visto deprimida durante aquellas fechas.