Sucesos

A prisión el acusado de matar a su exnovia en La Laguna en enero

El Juzgado de Instrucción número 4 le imputa al autor del crimen de La Manzanilla un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, con la agravante de relación de afectividad.
P.F., S/C de Tenerife
4/abr/19 6:28 AM
Edición impresa
A prisión el acusado de matar a su exnovia en La Laguna en enero

P.F., S/C de Tenerife

La autoridad judicial decretó a mediodía de ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para J.A., de 52 años y vecino de Barrio Nuevo, como presunto autor del crimen que acabó con la vida de María Soledad, una vecina de Santa Úrsula y de 48 años de edad, en la zona de La Manzanilla, en el municipo de La Laguna, el pasado 16 de enero durante el incendio de un coche.

La jueza titular del Juzgado de Instrucción número 4 de La Laguna dictó el auto que ordena el envío a prisión del hombre detenido en la mañana del pasado martes por agentes de la Unidad de Familia y Menor (UFAM) de la Policía Nacional por este nuevo caso de violencia machista con resultado mortal.

Según los datos ofrecidos a primera hora de la tarde por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), de forma indiciaria, la jueza le imputa a J.A. un delito de asesinato con alevosía (sin posibilidad de defensa de la víctima) y ensañamiento (causando un sufrimiento excesivo), con la agravante de relación de afectividad.

Además, la citada autoridad judicial considera que el vecino de Barrio Nuevo cometió un delito de daños materiales (por el incendio del vehículo en el que viajaban la víctima y el ahora acusado), así como un tercero de maltrato animal, ya que en el fuego también murió el perro de María Soledad.

El mencionado órgano judicial de La Laguna se ha inhibido en favor del Juzgado de Violencia sobre la mujer de La Orotava, puesto que la mujer era vecina de Santa Úrsula.

Según una de las fuentes consultadas, durante el tiempo que permaneció en los calabozos de la Comisaría de La Laguna, el arrestado mostró "muy callado", con una actitud "como de miedo y de cobardía".

El trágico suceso se descubrió cuando el Dacia Sandero de color blanco que conducía la víctima y en el que el acusado iba de copiloto. La mujer falleció por el fuego registrado en el turismo y su cadáver carbonizado fue encontrado con el cinturón de seguridad abrochado. J.A. abandonó el lugar de los hechos con graves quemaduras en varias partes del cuerpo. Acudió a su casa y, nada más entrar, se desmayó. Se despertó de madrugada y llamó a su hermano, que lo llevó en un coche al Hospital Universitario de Canarias (HUC), centro en el que permaneció ingresado hasta hace poco tiempo.

El aporte de diversas pruebas concluyó con su acusación como autor del asesinato de María Soledad.

las claves

El cadáver de María fue encontrado con el cinturón de seguridad puesto y no consta que el ahora acusado tratara de ayudarla a salir del vehículo.

Tras cometer el ataque, J.A. se dirigió a su vivienda, donde, nada más entrar, se desmayó por el dolor de las quemaduras que sufrió. Tras llegar a Urgencias del HUC, fue enviado a la UVI.