Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo apuesta por la tarjeta sin contacto para el transporte público

Después de años de espera, entre mayo y septiembre se realizarán las pruebas con la tarjeta, denominada "tenmás", para ajustar su funcionamiento en las guaguas y tranvías.
El Día, S/C de Tenerife
18/abr/17 6:06 AM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife, en el marco del proyecto para la modernización de los medios de acceso al transporte público, presentó ayer "tenmás", la nueva Tarjeta de Transporte de Tenerife, basada en la tecnología sin contacto que sustituirá a los actuales bonos de transporte a partir de enero de 2018.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, señaló que "este es el primer paso hacia un nuevo sistema de billetaje con el que el se pretende simplificar el actual sistema de títulos de transporte para viajar por la Isla". Señaló que se trata de un nuevo modo de vida, ya que está previsto que "tenmás" evolucione hacia un uso polivalente, "funcionando como tarjeta ciudadana para el pago o acceso de distintos servicios gestionados por el Cabildo, como museos, centros deportivos, bibliotecas, etc".

El nombre elegido para la nueva tarjeta, "tenmás", resume las ventajas y mejores condiciones de acceso al servicio que tendrán los viajeros, que podrán viajar con una sola tarjeta por toda la isla, acceder más rápido a la guagua o tranvía, y recargarla en la web, además, de los puntos de venta habituales. Podrán ser registradas o personalizadas con el nombre de su titular, lo que le permitirá acceder a descuentos y bonificaciones, consultar y recargar el saldo, o recuperarlo en caso de pérdida.

Entre mayo y septiembre se realizará una prueba piloto con voluntarios para valorar y corregir el funcionamiento de las líneas y transbordos, tanto en la zona urbana como interurbana.

La tarjeta puede ser recargada cuantas veces sea necesario tanto de manera "online" como en oficinas de información y venta de Titsa y Metropolitano de Tenerife, estancos, y máquinas expendedoras del tranvía, y otras de Titsa que se ubicarán en sitios de interés.

Las tarjetas tendrán el mismo valor que las recargas de bonos actuales, 15 y 25 euros, más los abonos mensuales.