Santa Cruz de Tenerife

Catálogo con 70 árboles singulares de la ciudad de Santa Cruz

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
21/mar/18 14:22 PM
eldia.es
Las palmeras se encuentran en toda la longitud y anchura de la avenida Tres de Mayo./El Día

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, coincidiendo con el 'Día Internacional del Árbol', ha presentado este miércoles un catálogo con los 70 ejemplares más singulares con los que cuenta el municipio, atendiendo a su interés botánico, estado de conservación, porte e interés histórico y cultural de cada uno de ellos.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, fue el encargado de presentar este trabajo, junto al concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa; el catedrático de Botánica y patrono de la fundación Santa Cruz Sostenible, Wolfredo Wildpret, y la profesora de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la Universidad de La Laguna (ULL) y coordinadora del proyecto, Victoria Eugenia Martín.

Bermúdez resaltó que este catálogo "demuestra" la potencia vegetal de Santa Cruz, que es una de las principales características del municipio.

"Tenemos más de 50.000 ejemplares y eso nos hace ser una de las capitales del territorio nacional con una mayor y más diversa riqueza botánica", señaló.

El objetivo, dijo, "es dar a conocer y enseñar esos árboles, que forman parte de la historia de Santa Cruz", al tiempo que apeló a la "conciencia individual y colectiva" para proteger el patrimonio botánico de la ciudad. "Trabajaremos en una ordenanza específica para ellos porque van ligados, intrínsecamente, a cada uno de nosotros", comentó.

Correa, por su parte, indicó que este estudio, realizado por la Fundación Santa Cruz Sostenible en colaboración con la Universidad de La Laguna, "pone en valor la riqueza botánica y natural del municipio, que cuenta incluso con ejemplares emblemáticos y monumentales".

UNA ORDENANZA REGULARÁ SU PROTECCIÓN

Todos ellos pasarán próximamente a formar parte de su patrimonio con el desarrollo de una ordenanza que regulará su protección, conservación, seguimiento y mantenimiento, apuntó.

Martín agradeció "la implicación y el cariño que le han puesto todas las personas que han participado en la elaboración de este proyecto, que pretende explicar y divulgar esa riqueza para que sea más conocida y respetada".

Al mismo tiempo, la coordinadora del catálogo recomendó que esta herramienta dé a conocer este patrimonio natural y cultural a la ciudadanía, a través de la confección de itinerarios botánicos, guías, aplicaciones temáticas, campañas, cursos y talleres al aire libre.

"El objetivo de todas estas iniciativas será el acercamiento de la biodiversidad de Santa Cruz y su entorno a los vecinos y visitantes", comentó.

Wildpret, por último, hizo referencia a que en Santa Cruz crecen numerosas especies introducidas en la ciudad desde tiempos inmemoriales que son, junto a las que hay en el Parque Rural de Anaga, "una auténtica joya".

Estos árboles singulares, dijo, "por su flora exótica, abundancia y vistosidad dan al paisaje urbano de esta capital un carácter único que permite que, vecinos y turistas, disfruten aún más de sus paseos".

BASE DE DATOS

Cada uno de los ejemplares que forman parte de este catálogo forma ya parte de una base de datos georreferenciada, que constituirá el soporte matriz de material didáctico que se usará en actividades de educación ambiental.

Al mismo tiempo, también podrá ser utilizado para publicaciones en papel, guías turísticas, aplicaciones informáticas y contenidos para la web municipal (www.santacruzdetenerife.es) como métodos de divulgación y puesta en valor del patrimonio botánico de la capital.

Los autores del proyecto partieron inicialmente del estudio de 84 ejemplares (74 urbanos y 10 silvestres), de los cuales se han tomado medidas y han sido digitalizados mediante un sistema de información geobotánica con la pertinente elaboración de una ficha pormenorizada. Tras esta primera criba, fueron seleccionados 70 ejemplares de 60 especies distintas.

Las más numerosas son 7 Ficus machrophilla (Higuera australiana) y 7 Dracaena draco (drago canario).

Además, se han seleccionado un total de 46 géneros y 24 familias botánicas, entre la que sobresalen las fabáceas, la bignoniáceas y las malváceas.

El origen de los ejemplares seleccionados abarca todos los continentes (África, Asia, América, Oceanía y Europa mediterránea incluyendo Canarias) y los macro-bioclimas representados son el Mediterráneo y el Tropical.

El ejemplar seleccionado a mayor altitud es el Viñátigo de Monte Aguirre (745 metros sobre el nivel del mar) y los que se encuentran a menor cota son los Laureles de India de la plaza de la Iglesia (4 metros sobre el nivel del mar).

En cuanto a la distribución espacial abarcada queda delimitada al norte por el Drago de Benijo y al sur por el Cardón de El Chorrillo. De los ejemplares seleccionados 42 se encuentran en el Distrito Centro-Ifara, 27 en Salud-La Salle, 13 Anaga y 2 en el Suroeste.

El ejemplar silvestre de mayor altura en envergadura es el Ocotea foetens (Til) de Monte Aguirre con 25 metros, mientras que el ejemplar urbano más alto son los dos Ficus microcarpa (Laurel de India) situados en la plaza del Príncipe, con 20 metros de altura hasta su copa. Idéntica altura tiene el ejemplar silvestre de mayor tamaño, como la Picconia excelsa (Palo Blanco) situado en Monte Aguirre.

Los ejemplares de menor tamaño (entre 2 y 4,5 metros de alto) y de menor perímetro (inferior a 1 metro) son la Coccothrinax borhidiana (Palmera guano) y el Ficus sycomorus sakalavarum (Sicomoro) del Palmetum. El Podocarpus macrophyllus maki (Pino budista) de la calle Suárez Guerra y el Terminalia mantaly (Almendro de Madagascar) del parque García Sanabria.

Los de mayor perímetro son la Euphorbia canariensis (Cardón canario) de El Chorrillo, con 35,2 metros; la Ficus macrophylla (Higuera de Australia) de la plaza San Francisco, con 14,27 metros en su base; el Ocotea foetens (Til) de Monte Aguirre, con 12 metros en la base y 10 en el tronco; el Eucalyptus camaldulensis (Eucalipto) del parque de La Granja, con 9,2 metros en la base y 10,25 metros en el tronco; y la Persea indica (Viñátigo) de Monte Aguirre, con 9,2 metros de base y 9,5 metros en el tronco;

De igual manera, se han inventariado 10 ejemplares que representan especies singulares y que, por su rareza botánica, necesitan un mayor estudio taxonómico.