Tenerife

Alonso admite el "coste político" de la compra del edificio a Plasencia

TENERIFE, EUROPA PRESS
4/ene/19 17:34 PM
eldia.es
TONY CUADRADO

TENERIFE, EUROPA PRESS

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha admitido este viernes que la compra de un edificio en Cabo Llanos al empresario Antonio Plasencia --condenado por los casos de Las Teresitas y los áridos de Güímar-- por importe global de 29,1 millones tiene un "coste político", pero ha dicho que la operación es "legal" y positiva para dependientes, familiares y trabajadores del hospital sociosanitario Febles Campos.

En declaraciones a los periodistas, ha comentado que el precio final es "adecuado" porque así lo han fijado los funcionarios, y cuenta con el aval del IASS, la Intervención del propio Cabildo y el área de Patrimonio. "Para eso tenemos los servicios técnicos", ha indicado.

Según Alonso, el precio no es "excesivo" porque el coste por plaza sociosanitaria, incluyendo el coste del edificio y los seis millones que cuesta la transformación del inmueble, están en línea o por debajo de infraestructuras similares.

Asimismo, ha defendido un "coste de oportunidad muy importante" porque los usuarios de los centros de Ofra y Febles Campos van a "mejorar su condiciones" en Cabo Llanos, ya que los centros actuales no tienen instalaciones adecuadas, y de hecho, van a ser prácticamente demolidas.

Sobre las críticas del PSOE --socio de gobierno--, ha comentado que esta operación se ha debatido "varias veces" en Consejo de Gobierno y el consejo rector del IASS, e incluso, en un pleno se debatió una modificación de crédito para acometer la compra, de ahí que vea "falta de interés" en los socialistas. "El PSOE debería mostrar un mínimo interés y leerse los papeles", ha comentado.

Ha dicho también que "lo principal" es que los usuarios de los actuales centros van a estar "muy contentos" en ese edificio mientras se reconstruyen los dos inmuebles afectados, afeando al PSOE su falta de lealtad por sumarse a una 'campaña' de "coste político" en su contra y no mostrar interés por el plan sociosanitario.

"Ahí también está la lealtad, saber qué es lo principal que uno tiene que hacer en política y asumir decisiones que pueden ser polémicas pero que son buenas para el interés general", ha apuntado.