Tenerife

Las nuevas subestaciones de REE cuadruplican la potencia eólica

La compañía ha invertido 80,5 millones en Tenerife en la construcción de las subestaciones 220/66 kV de El Porís (Arico) y Abona (Granadilla), dentro del marco del Plan Eólico de Canarias.
Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife
25/feb/19 6:28 AM
Edición impresa
 

Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife

Red Eléctrica de España (REE) ha invertido 80,5 millones de euros en Tenerife para construir las nuevas subestaciones 220/66 kV de El Porís (Arico) y Abona (Granadilla) y en la ampliación de la subestación de Tagoro, 66 kV, en el marco del Plan Eólico de Canarias.

En Tenerife, según avanzó a El Día REE, la inversión se ha destinado a la ampliación de la subestación Tagoro, de 66 kilovoltios (kV), y a la construcción de las subestaciones 220/66 kV El Porís (Arico) y Abona (Granadilla) y sus líneas asociadas. Las tres subestaciones están blindadas en el interior del edificio y, además de posibilitar la evacuación de la nueva generación renovable, tienen como objetivo reforzar la red de transporte y la seguridad de suministro.

Las nuevas instalaciones de Tenerife para la evacuación de los contingentes previstos en el denominado cupo eólico canario han permitido quintuplicar la potencia eólica instalada antes del inicio del plan.

La puesta en servicio de las nuevas subestaciones de Abona y El Porís y la ampliación de la subestación de Tagoro ha hecho posible, según REE, que se pueda conectar y evacuar los nuevos parques eólicos de Tenerife contemplados en el comúnmente denominado cupo eólico. Gracias a ello, se han alcanzado nuevos máximos históricos de generación renovable (eólica y fotovoltaica) instantánea en Tenerife, alcanzando hasta la fecha el valor de 225 MW, de los cuales en ese momento 139 MW eran de generación eólica y 86 MW de fotovoltáica.

La máxima potencia eólica producida en Tenerife antes de la puesta en servicio de las nuevas infraestructuras de transporte era de 35 MW, y actualmente, con el funcionamiento de nuevos parques eólicos y subestaciones, la máxima potencia eólica producida es 142 MW. Del mismo modo, la máxima energía eólica diaria era 1.154 MWh, actualmente es de 3.099 MWh.

El Plan Eólico de Canarias supone un gran avance hacia un modelo energético en el archipiélago "más sostenible, seguro y eficiente". Se trata de un ambicioso reto impulsado por las diferentes administraciones que REE ha recogido en su Plan Estratégico. Para este fin, la instalación de nueva potencia renovable y la construcción de las infraestructuras necesarias para su conexión son esenciales, aseguran.

En el transcurso de la construcción de las nuevas subestaciones, Red Eléctrica ha contribuido a la mejora del hábitat del escarabajo Pimelia canariensis, especie incluida en el Catálogo Canario de Especies Protegidas (Ley 4/2010, de 4 de junio) como "en peligro de extinción", mediante la detección de los ejemplares presentes en la parcela de la subestación, y su reubicación temporal en un reservorio construido a tal efecto hasta la finalización de las obras.

Estas medidas se ejecutaron en coordinación con la Dirección General de Protección de la Naturaleza e Iberdrola, y con la colaboración del Polígono Industrial de Granadilla, dando como resultado la detección de 19 ejemplares vivos en las labores previas al comienzo de las obras, que tras los sucesivos muestreos realizados durante los trabajos resultaron en un total de 95 ejemplares vivos reubicados en el reservorio. Dichos individuos serán liberados tras la puesta en servicio de las instalaciones.

Por otra parte, en el ámbito de las obras de ejecución de la SE El Porís y la línea de interconexión a 220kV, se están llevando a cabo diversas medidas compensatorias de recuperación del patrimonio histórico en la comarca de Abona, en colaboración con el Cabildo de Tenerife y en el marco del convenio de colaboración de El Bosque de Red Eléctrica. Dichas actuaciones incluyen la ejecución de un sendero que ponga en valor la riqueza patrimonial de este ámbito mediante la recuperación de las vías tradicionales de trashumancia costa-cumbre de los pastores ariqueros, así como la elaboración de un trabajo de investigación sobre los usos tradicionales de las fuentes, galerías y lavaderos de la fuente de Tajo.