Tenerife

Erradicar las cabras salvajes en Anaga costará 150.000 euros

El área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife contempla la captura de las cabras a través de las apañadas o el abatimiento de animales cuando no quede otro tipo de solución.
P.P. Peña, S/C de Tenerife
19/mar/19 6:23 AM
Edición impresa
Erradicar las cabras salvajes en Anaga costará 150.000 euros

P.P. Peña, S/C de Tenerife

El Cabildo de Tenerife invertirá 150.000 euros en la erradicación y control de las más de 500 cabras y ovejas salvajes que existen en Anaga y Teno a través de apañadas o el abatimiento de animales cuando no quede otro remedio, concretó ayer el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, quien adelantó que para ello se ha iniciado el trámite para encargar a la empresa pública Gesplan unos trabajos en los que "se contará con los vecinos y cabreros de la zonas afectadas".

Así lo adelantó el responsable insular tras hacerse pública la intención del Cabildo de recurrir al Ejecutivo regional para realizar apañadas o proceder a la erradicación de los animales salvajes del Parque Rural de Anaga, en el que existen casi 500 cabras, y Teno, más de 150. Esa inversión contempla las apañadas, controles sanitarios, zonas para concentrar el ganado y cubrir el coste de otros trabajos asociados, como el abatimiento.

Esta solución viene determinada por la carencia de "recursos técnicos y humanos para abordar este trabajo", se explica en el informe remitido por el área de Medio Ambiente insular a su homóloga local, que dirige el concejal Carlos Correa. Hay que recordar que el 4 de septiembre de 2016, los colectivos y asociaciones vecinales de Anaga reclamaron a las administraciones que Gesplan se hiciera cargo a través de una encomienda.

Valbuena precisó que "el encargo a una empresa pública es algo normal y no es un servicio que sea gratis, sino que se paga. En esa cantidad de 150.000 euros también incluimos las labores en el Parque Rural de Teno. No estamos hablando de que el área pide ayuda, sino que encarga, pagando por el trabajo de un servicio, como hacemos también con Gesplan para la erradicación de flora exótica; Tragsa para el refuerzo del operativo contraincendios; o como hace el propio ayuntamiento con Titsa".

El consejero resaltó que "se tiene previsto contar con los vecinos y cabreros para las apañadas o erradicación, tal y como hemos sugerido a Gesplan", y apuntó que el ayuntamiento "ha estado permanentemente informado de las acciones que hemos realizado. No es una solución fácil y estamos trabajando en un asunto que se prolongará algo más", advirtió.