Última
A BABOR FRANCISCO POMARES

Un tufillo a cinismo

1/mar/18 6:05 AM
Edición impresa

La decisión del grupo parlamentario de Podemos de recurrir a los tribunales para paralizar el proceso de elección de cargos dependientes del Parlamento de Canarias, por no cumplir con las leyes de paridad, ha provocado que Carolina Darias solicite a los servicios jurídicos del Parlamento un informe escrito sobre el particular. La petición de la presidente del Parlamento -realizada con posterioridad a la votación de la idoneidad de los candidatos- se produce después de que el secretario general de la Cámara, el letrado Salvador Iglesias, defendiera de forma apasionada y vehemente la legalidad de las propuestas asumidas como idóneas por la mayoría parlamentaria que se repartió los puestos en liza, integrada por Coalición Canaria, PSOE y PP, que en eso sí se pusieron de acuerdo.

El asunto que se discute no es la evidente ausencia de paridad en las candidaturas de los órganos de control parlamentario -el Diputado del Común, la presidencia de la Audiencia de Cuentas y el Consejo Consultivo-, sino si esa ausencia de paridad es contraria a las leyes de igualdad. La posición de los servicios jurídicos de la Cámara -expresada en la Mesa- es que tanto la ley orgánica sobre igualdad como la ley regional se refieren únicamente a la administración pública de Canarias, y no al Parlamento -una institución con perfiles de absoluta autonomía-. Además, según parece dijo el letrado, las leyes no fijan que las candidaturas elevadas a la Cámara tengan que reflejar obligatoriamente una composición equilibrada entre mujeres y hombres. Lo que pretende la señora Darias con este informe escrito que ha solicitado es proteger su reputación como persona comprometida con la igualdad. Y la mejor forma de hacerlo es ampararse detrás de los letrados? También es cierto que la señora Darias defendió internamente en su partido la candidatura para el Diputado del Común de Lola Padrón, exalcaldesa del Puerto de la Cruz, que la dirección regional quiere proponer como adjunta de Rafael Yanes.

Es cierto que resulta bastante chocante que sus señorías regulen legalmente asuntos como el de la paridad y la igualdad, pero cuando les toca, si te he visto no me acuerdo.

Por supuesto que es básicamente imposible establecer un mecanismo de paridad en una elección unipersonal -las tres planteadas lo son-, pero lo que no parece de recibo es que al PSOE se le llene la boca con propuestas y declaraciones de lo más paritarias y feministas, y a la hora de la verdad siempre se les vea el plumero. La última es la propuesta de su secretario general, Ángel Víctor Torres, que ha propuesto trasladar a la Cámara la iniciativa del PSOE aprobada el pasado 22 de febrero en el Congreso de los Diputados, para garantizar la representación paritaria en los órganos y nombramientos del Congreso. Está muy bien trasladar propuestas, pero quizá fuera mejor que el PSOE actuara materializándolas.

No es que en Coalición y en el PP lo hagan mejor en ese sentido, pero por lo menos nos ahorran tener que aguantarles el cinismo.

A BABOR FRANCISCO POMARES