Última

Cerco a las cotorras

El Día
6/abr/18 6:10 AM
Edición impresa

E l área de Medio Ambiente de Santa Cruz de Tenerife llevó a cabo ayer una acción de control sobre la población de cotorras de Kramer (Psittacula kramen), que tiene su residencia habitual en el parque de La Granja y que está incluida en el catálogo de especies exóticas invasoras por el Real Decreto 630/2013.

En la acción de ayer se logró capturar cinco ejemplares, de una población que, según el concejal del área, Carlos Correa, está estimada en unas 300 aves. El edil explicó que los ejemplares capturados irán a parar a las instalaciones de la Fundación Neotrópico, en cumplimiento de la normativa vigente. Esta institución cuenta con la autorización del Gobierno de Canarias, Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de Santa Cruz para el depósito y custodia de este tipo de fauna.

"Nos hemos puesto en sus manos para poder controlar la densidad de población de esta especie porque aún estamos a tiempo de evitar su proliferación masiva. La cotorra de Kramer mantiene una pelea con las especies autóctonas y ha ocupado su hábitat. Es un ave muy bonita y vistosa, pero puede ocasionar considerables daños a nuestro ecosistema", sostuvo el concejal.

El presidente de Neotrópico, Jaime de Urioste, relató, por su parte, que el objetivo es intentar atrapar el mayor número posible de ejemplares. "Ahora mismo su población está contenida en los parques de la zona urbana pero, si no se controla su proliferación, llegará un momento en el que buscará otras zonas para alimentarse y lo más cercano a Santa Cruz es el Parque Rural de Anaga. Esa afección sería un desastre a nivel ambiental", advirtió.