Venezuela

Chávez dice que la oposición busca un sicario para matarlo

Argumenta que sectores contrarios al Gobierno han recaudado 100 millones de dólares para pagar a quien consiga perpetrar el magnicidio. Reclama al vicepresidente, la Fiscalía General y al Supremo que "hagan algo" para evitarlo.
EFE, Caracas
21/nov/10 8:03 AM
Edición impresa

EFE, Caracas

El presidente venezolano, Hugo Chávez, aseveró ayer que posee "informaciones muy fidedignas" de que sectores de la oposición han recaudado 100 millones de dólares para pagar a quien consiga matarlo.

Durante una visita a un "mercado socialista" con productos navideños aludió a ese supuesto plan de magnicidio que vinculó a la reciente presencia del principal accionista del canal privado Globovisión, Guillermo Zuloaga, prófugo de la Justicia venezolana, en un acto con legisladores republicanos en el Congreso de Estados Unidos el 17 de noviembre.

Chávez afirmó que Zuloaga "es uno de ellos", uno de los que está "conspirando" y participado en la creación del fondo para asesinarlo.

Por ello pidió al vicepresidente del Gobierno, Elías Jaua, a la Fiscalía General y al Tribunal Supremo de Justicia "que hagan algo, porque es una cosa muy extraña que el dueño de ese canal, que es un delincuente y anda huyendo, se presente en el Congreso de Estados Unidos a decir lo que le da la gana contra su país, su gobierno y su presidente", señaló Chávez, que destacó que Zuloaga es el principal accionista de un canal de televisión "que está transmitiendo en este momento".

"Pido a los órganos correspondientes que revisen esto, porque algo hay que hacer. O el dueño viene a defender sus propiedades, a dar la cara como debería ser, o algo hay que hacer con ese canal y las propiedades de ese señor", añadió el presidente venezolano.

Chávez consideró que eso es "lo mínimo que hay que hacer si estamos hablando de un país en el que impere la Constitución".

El presidente venezolano dijo que la reunión en la que participó Zuloaga en Washington el pasado miércoles congregó a "la extrema derecha de Estados Unidos".

También se preguntó "qué harían en Estados Unidos si el presidente de un canal de televisión de allí estuviera huyendo de la Justicia norteamericana y apareciera en Venezuela arremetiendo contra su propio país".

Zuloaga se trasladó a EEUU después de que la Fiscalía le acusara de "usura genérica" y "agavillamiento" (reunión para delinquir) por acaparar vehículos para venderlos luego presuntamente a precios superiores. Caracas solicitó el 18 de junio a la Interpol que dicte una orden de detención internacional contra Zuloaga.