Venezuela

AI denuncia la represión de disidentes en Venezuela

Amnistía Internacional, en su informe sobre el estado de los derechos humanos en 2010, revela que "se procesó por cargos de motivación política a personas que habían criticado al gobierno, aparentemente para silenciarlas".
EFE, Londres
13/may/11 1:16 AM
Edición impresa

EFE, Londres

Amnistía Internacional (AI) criticó ayer la represión de la disidencia el año pasado en Venezuela, país donde también continuó la intimidación de activistas de derechos humanos y se denunciaron abusos y crímenes cometidos por cuerpos de seguridad. En este país "se procesó por cargos de motivación política a personas que habían criticado al Gobierno, aparentemente con el fin de silenciarlas", denunció AI en su informe sobre el estado de los derechos humanos en el mundo en 2010.

AI citó la privación de libertad "por cargos falsos" de Oswaldo Álvarez Paz, político opositor y ex gobernador del estado de Zulia; Guillermo Zuloaga, propietario del canal Globovisión, y Wilmer Azuaje, candidato de la oposición a gobernador de Barinas.

También denunció el encarcelamiento durante cuatro meses de Richard Blanco, prefecto de Caracas "acusado sin fundamento de incitación a la violencia", y el juicio al sindicalista Rubén González tras un año en prisión preventiva bajo polémicos cargos, como instigación a delinquir, "desproporcionados" a juicio de AI.

El informe constata que el año pasado "continuaron los ataques y las amenazas contra defensores de los derechos humanos", en un clima de impunidad que ha marcado también las "denuncias de participación de la policía en homicidios y desapariciones forzadas".

AI cita el caso de los tres trabajadores agrícolas (Gabriel Antonio Ramírez, José Leonardo Ramírez y Nedfrank Xavier Cona), que en marzo de 2010 fueron secuestrados por policía en Barcelona (estado de Anzoátegui), y cuyo paradero sigue sin conocerse.

La organización internacional expresa además su "preocupación" por la inseguridad pública en Venezuela, donde, según recientes datos oficiales, "más de 21.000 personas fueron víctimas de homicidio" a lo largo de 2009.

AI denunció asimismo la incapacidad de las autoridades de hacer frente a los crímenes contra las mujeres en un país donde entre enero y agosto de 2010 se recibieron "más de 65.000 denuncias so-bre violencia de género" y las autoridades tuvieron que anunciar la apertura de cinco nuevas fiscalías para hacer frente a esos delitos.

Como en años anteriores, AI recordó el caso de Alexandra Hidalgo, secuestrada, violada y torturada hace 6 años por 5 hombres, de los que solo dos fueron procesados, pese a la promesa de las autoridades de hacer justicia.

Por otra parte, AI cuestionó la independencia de la judicatura en Venezuela y puso como ejemplo el caso de la jueza María Lourdes Afiuni Mora, "detenida en diciembre de 2009 por cargos infundados" y que al finalizar 2010 aún esperaba juicio en prisión, donde era amenazada por otros presos y no recibía asistencia médica.