Vida&Cultura
CIENCIA

Investigadores de la ULL completan el genoma de una bacteria marina

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
3/abr/13 12:50 PM
eldia.es

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press El equipo de investigación liderado por el profesor José González, perteneciente al Departamento de Microbiología y Biología Celular de la Universidad de La Laguna (ULL), ha logrado completar la secuencia del genoma de la bacteria marina Polaribacter 'MED152' con un proyecto financiado por el entonces Ministerio de Ciencia e Innovación, actualmente absorbido por el Ministerio de Economía y Competitividad.

En un proyecto previo, este equipo de expertos lideró un estudio que describía, por primera vez, el genoma de una bacteria marina que puede utilizar la luz durante su crecimiento en un medio con materia orgánica, informa la ULL.

Se trata de un tipo de metabolismo mixto que se encuentra a medio camino entre el de los organismos que absorben y fijan CO2, como las plantas, y el de las bacterias, que sólo pueden utilizar compuestos orgánicos como fuente de energía.

Este estudio, cuyas conclusiones se publicaron en su momento en destacadas revistas científicas, se basaba en la secuencia del genoma en estado de borrador. Esta semana se ha publicado ya completa en la base de datos pública GenBank, a la que se puede acceder a través del siguiente enlace: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/nuccore/CP004349

La importancia de este trabajo radica en que se ha elaborado un modelo de microorganismo capaz de utilizar la materia orgánica presente en el mar y la procedente de la luz solar como fuente de energía.

Estudios moleculares recientes demuestran que este tipo de metabolismo domina en la superficie de los océanos, lo que influye en los modelos de flujo de carbono -incluido el CO2- a escala global en el planeta.

Este organismo fue aislado de muestras de agua del mar Mediterráneo y fue denominado Polaribacter por su relación con bacterias que se habían detectado con anterioridad a partir de muestras de agua de regiones polares. Es una bacteria que puede captar la energía lumínica y convertirla en energía bioquímica.

En presencia de la luz, el flujo de carbono durante su crecimiento es tal que una buena parte del material celular proviene de la fijación de CO2. Además, es más eficiente en la utilización de la materia orgánica.

Estos resultados tienen implicaciones en el papel de las bacterias del agua de mar en la regulación de la concentración de CO2 en la atmósfera y de los mecanismos implicados en el cambio global.

CIENCIA