Bitácora de Paco Mesa

Informar, conectar e inspirar

Category: Redes Sociales (Page 1 of 4)

Facebook marca cuánto puedes ganar en internet con tus contenidos digitales

Las empresas como Facebook en EEUU están obligadas a presentar periódicamente sus principales resultados de forma que sea más transparente su gestión y resultados esperados de cara a los accionistas. Con gráficas muy sencillas ofrecen claves, expresamente o entre líneas, tanto de su situación como del estado del mercado.

facebook-mobile

 

El segundo trimestre Q2’13 pone algunas cosas en su sitio:

  • 819 millones de usuarios activos al mes en sus apps móviles.
  • 469 millones de usuarios activos al día en sus apps moviles.
  • 1155 millones de usuarios activos en todas sus plataformas.
  • 214 millones de dólares en ingresos por pagos.
  • 1599 millones de dólares en ingresos por publicidad.
  • La publicidad móvil representa aproximadamente el 41% del los ingresos totales por publicidad.
  • Hay más de 1.000.000 de anunciantes en la red social.

Es decir:

41% * 1599 = 655 millones de dólares de ingresos por móvil.

0,80 céntimos de dólar en un trimestre por cada usuario que tienen al mes.

Es equivalente a 1 céntimo por día y usuarios de Facebook en el móvil. Si la media es consultar Facebook en el móvil 14 veces al día, es muy pobre el ingreso por usuario.

La media de tiempo utilizando Facebook es de 30 minutos al día en EE.UU.

 

facebook-q213-mobilerev1

Con todas estas cifras que quizás puedan resultar mareantes se podría hacer una lista con los datos del auditor de difusión de la web (Google Analytics por ejemplo):

  • Usuarios al mes.
  • Visitas al mes.
  • Tiempo invertido en la web por cada visita.

Con una fórmula sencilla se obtiene cuánto se ganaría si esa web fuese Facebook. Darle valor a los contenidos, entender el soporte antes que en la fórmula de la marca (tipico fallo de vende-humos), y asumir que el modelo de negocio necesita ser ágil para pivotar porque nuestro presente es el mañana (como en 2011) es la clave. Esta clave es diferente para cada negocio aunque la experiencia sirve como tesoro de conocimiento que tiene que ser bien aplicado.

851586_554218257931776_1781910417_n

Más interesante aún para realizar una prospección a medio plazo:

  • Han construido más de 100.000 apps en Parse, su plataforma en la nube. Aproximadamente representa 1/5 – 1/6 de las que existen en otros espacios. Facebook se está definiendo como un Sistema Operativo necesario en los contenidos digitales.
  • En publicidad móvil no hay comparativa con el mismo trimestre del año pasado. No tenían.
  • El gasto en I+D+i (en hacking) se ha reducido dramáticamente. No habrá innovaciones que marquen el mercado en el próximo semestre.
  • El crecimiento de la publicidad móvil en el mismo trimestre de 2014 defraudará a los accionistas. Se están encontrando con problemas de barreras imposibles de superar con la misma curva de crecimiento: población humana con acceso a internet.
  • Los precios de la publicidad en internet seguirá bajando.

Hoy es mañana (primera parte): Google compra Waze

Hace unos días leímos como Google compraba Waze, una red social que ayuda a obtener la mejor ruta en tiempo real. Pronosticar de  beneficios inmediatos, los que se generan desde hoy (entiéndase de forma no literal) no observan la naturaleza de Google en sus adquisiciones en el pasado. Veamos por qué.

Waze fue fundada en 2008. En 2010 ya mostraba la empresa como en Tel Avi se podía conducir utilizando esta herramienta. El problema que tenían, año 2010 insisto, era obtener suficientes usuarios. Se fueron a Silicon Valley. En el año 2012, tras el desastre de los mapas de Apple, fue recomendada por la empresa de la manzana como una alternativa (2012).

 

En  2013 ganó los Oscar del congreso de móviles. Es usada por 36 millones de conductores en 110 países que comparten 90 millones de informes de los usuarios (tráfico y  condiciones de la carretera). A cinco años de su fundación era un servicio global con más usuarios que Tuenti (aunque menor  actividad).

 

En varias ocasiones he reflexionado acerca de la importancia que tienen para los emprendedores en pensar cómo será la sociedad en el futuro, cuando acaben su proyecto. ¿Qué valores existirán? ¿Qué consumirá el mercado? El conocimiento es un activo que necesita ser explotado comercialmente, como me indican en un comentario reciente. Esta compra va más allá de lo aparente. Tiene mucho que ver con que 1/3 de las conexiones o consultas de servicios/productos digitales se realizará con dispositivos móviles. Este conocimiento no puede ser explotado comercialmente con métodos viejos (o actuales, según para quién). Waze se incorpora en la cadena de valor de Google como un acelerador de negocio en un entorno que tiene continuo crecimiento a medio plazo: internet en movilidad.

waze-2

Pensemos en Google Maps. Se acaban de rediseñar y que son más semánticos que nunca (que permiten incorporar información de terceros de forma automatizada y en función del tipo de información que estemos consultando). En las posibilidades que conocemos de la geolocalización móvil. Ahora pensemos en un crecimiento de dos cifras de este mercado y avancemos hasta el año 2015. ¿Qué posibilidades comerciales puede aprovechar una empresa que tiene 1,2-1,5 mil millones de usuarios en todo el mundo y que un 40% están utilizando servicios móviles? Esa es la clave de tener a Waze dentro y evitar que los flirteos con Facebook o Apple hicieran que este servicio acabara en la competencia.

Algunos comentarios que he leído al respecto y me han gustado:

  • En el blog de Google.
  • Adrián Segovia acierta en la importancia que tiene como elemento de analítica que incrementa el valor global del negocio de Google. No entra en el conocimiento que tiene Waze para desarrollar proyectos. Para mi es la clave real a corto plazo.
  • Enrique Dans va más allá y habla del negocio. Aunque coincido con la mayor parte de su reflexión no creo que Waze no se desarrolle más. Lo que creo es que como producto quizás tenga razón pero como know-how y como servicio dentro de Google tiene mucho que aportar. ¿Es un movimiento defensivo? Sí pero no.

 

La oportunidad de la comunicación digital

Tenemos que aprovechar las nuevas narrativas. Vivimos en unas olas de contenidos que reciben formas digitales y físicas que se llaman transmedia, newsgaming, advergaming, y otros más tradicionales como la gamification.

Infographic-60seconds-Large

Nuevos contextos, nuevos ritmos, definiciones que nacen, son nombradas a ritmo de tweet y desaparecen de la misma forma. Un nuevo ejemplo de que nuestro presente es el mañana. Quizás pueda parecer que es demasiado intenso (en su conjunto sí), que no se puede aprender todo (es cierto) y que hay que buscar nuevos métodos de comunicación que sean más intensos, que aprovechen mejor esta nueva economía. Que sean más entrópicos: aprovechen mejor el espacio/tiempo para ser transmitidos.

Sólo se puede conseguir de forma rentable buscando la transparencia. Vivimos un cambio de paradigma. Es necesario, también en la comunicación, una nueva forma de trabajo en equipo adaptada al siglo XXI. Lo que pensábamos en 2009, la muerte de la prensa, es evidente que se plasma poco a poco en una realidad. Han pasado 4 años y lo urgente ha evitado hacer lo importante. La falta de visión, de “gurús prácticos” ha convertido a algunos medios en un espejismo maltratado de lo que eran hace solo 4 años. Algunos siguen batallando de victoria en victoria hasta la derrota final. Internet ganaba batallas al Gobierno en dos días hace 4 años. ¿Qué no podría conseguir ahora?

The Value of Visualization from Column Five on Vimeo.

Sin embargo, lo cierto es que hay demasiados adanistas digitales en el mercado. También nativos digitales que son “usuarios” no creadores. Encorsetados en ideas del siglo XX creen que pueden aplicarlas en esta nueva era que requiere otros conceptos porque los suyos, de tuerto, visten bien para un ciego. Pero como todo rey desnudo, el tiempo pasa y la realidad se plasma. El problema es que alguien sale perdiendo, dinero y tiempo, por el camino.

No quiero acabar con un mensaje negativo. Existen muchísimos ejemplos de grandes profesionales. De ejemplos de éxito, porque el mercado lo ha querido así. Casos que apuestan por el futuro. También quién aún no lo tiene pero sigue construyéndose una identidad digital. Hay un cambio de tendencia en el consumo de medios. Y ahora todos somos, queramos o no, un medio. En el caso profesional hay que pensar que se tiene un soporte que necesita una fórmula. Porque la comunicación digital es un hecho. Cambia, se muta y transforma en cuestión de semanas pero no todos están en el mismo instante vital de estas tendencias. Siempre podrás estar preparados, si miras al futuro, para ofrecer una marca a los que lleguen a esa tendencia.

BBC KNOWLEDGE 60 from iamrader on Vimeo.

¿O no recuerdan cuando conectarse a internet era cosa de “frikis”?

El contenido ya no es el rey

La afirmación que indica el título de este post no es contraproducente al trabajar en un grupo de comunicación como EL DÍA. Es una afirmación de una realidad que va más allá de una moda pasajera. Todo tiene que ver con la aparición de un entorno social digital democratizador y, como puntilla, los smartphone.

Una vía ordenada y sin control

Las redes sociales son un canal de comunicación que no controla nadie (excepto el dueño de la red social y por ese motivo Facebook ha creado un par de patentes que le permite dirigir la comunicación). Son autopistas de información y, sobre todo, de nuestras emociones. No tienen control. Son dinámicas, mutan su actividad en cuestión de minutos. Es el efecto viral que tan de moda está entre los que hablan de marketing. De una forma explícita o indirecta plasmamos muchísima más información de la que escribimos. El texto, la imagen, el vídeo, es solo una parte del mensaje. Se completa con otros contenidos. Por ejemplo, cuándo fue escrito, las acciones que conlleva o cómo lo utiliza el resto de personas. Indica tanto como los contenidos. Por ese motivo es tan habitual el picoteo entre los diferentes perfiles que nos rodean en una red social que la lectura de sus contenidos. Los creadores de estas páginas son conscientes de este comportamiento. Lo fomentan.

Un ejemplo práctico de la información que va más allá del contenido está en la publicidad en los vídeos de YouTube. En la mayoría de las ocasiones puedes omitirlo pasado unos segundos. Esto ha conseguido un doble efecto: las marcas tienen que esforzarse en “engancharnos” en los primeros segundos y, al mismo tiempo, si el internauta está más tiempo viendo la publicidad es porque le ha interesado el contenido. Nuestra falta de acción en el click suma como un nuevo indicador del factor de atracción que tiene el mensaje en quién lo está viendo. Y tenemos que recordar que la publicidad en los servicios de Google tiene la intencionalidad de ofrecerla al público que más pueda estar interesado en ella.

La interacción tiene la corona

Hace unos días indicaba como menos del 3% del tiempo en apps en los smartphone se dedicaba a la consulta de noticias. Sin embargo, nos sentimos más informados que nunca. La realidad es que la comunicación es algo más que el contenido que transcurre en un canal. Tiene que ver con la relación entre el emisor y el receptor. En la interacción que se genera. No tiene un control predefinido. Cada acción genera probabilidades de una respuesta. La clave en los que desarrollan estas redes sociales están en fomentar que la interacción no pare. En que estemos cada vez más tiempo “enganchados”.

4588349385_bddcfb2fd4

Engagement, los influencers, early adopters, prescriptors… Son conceptos que se utilizan en seminarios y cursos como elementos clave en los casos de éxito en redes sociales. Son ideas que trascienden al contenido. Son actores. Es el verbo y no la palabra el que ofrece el valor añadido a quién lo disfruta. Esa acción es el conocimiento que actúa sobre el pasivo, el negocio.

Pantallas y más pantallas

Utilizar un entorno digital social en la televisión, portátil, ordenador de sobremesa, tableta o smartphone y tener la percepción de que estamos recibiendo el mismo mensaje adaptado a cada pantalla ofrece un mensaje a quién realiza esta actividad de forma diaria. Esta cornucopia de soporte indica que los contenidos son abundantes, están siempre disponibles, alguien los ofrecerá gratis. Lo importante es cómo usarlos, compartirlos, hacerlos llegar o modificarlos.

El que manda es…

Evidentemente estas reflexiones son dos caras de la misma moneda. Cada uno verá la que más esté acorde a sus prejuicios o esquemas mentales pero, como en el mundo no digital, el que manda es el cliente, el mercado. Para mí, el contenido no es el rey. Quizás nunca lo fue y lo que los medios habían olvidado es que son emisor, canal y mensaje. Tenían, y aún conservan buena parte, de tres aspectos clave de la comunicación.

Newsweek da el salto y abandona el papel

La historia del semanario NewsWeek empezó en 1933 y continuará durante años, pero en papel tendrá su último ejemplar el 31 de diciembre de 2012. Así lo han indicado en su propia página web. Son 80 años en los quioscos que se transformarán en un nuevo formato digital.

Desde hace varios años la revista ha sido noticia por los problemas económicos que veía atravesando. En el año s2008 The Washington Post la vendió por el precio simbólico de un dólar. Es la forma de decir que la marca perdía dinero y que el comprador se haría responsable de las pérdidas y futuro del negocio. Dos años más tarde se fusionó con la web The Daily Beast.

En 2013 la revista se llamará Newsweek Global y tendrá un modelo de negocio parecido al The Daily. Se conoce el resultado inicial que ha tenido este producto. La web, The Daily Beast, con buenos resultados en incremento de difusión, también ofrecerá contenidos seleccionados del semanario.

The Telegraph ha indicado en una información que directivos de un conocido periódico se plantean esta posibilidad. No es la primera vez que lo comento en este blog. Es algo que se nos olvida, incluso a las personas que toman decisiones, de la producción en internet: cuesta dinero. La cultura del todo gratis y el picoteo generoso online se ha incorporado a nuestra conciencia como sociedad. Nokia ha perdido más de 3.300 millones de dólares desde enero hasta septiembre. ¿Quién paga ese plato?

Lo que ha hecho News-Week es un salto al vacío que da, en el mejor de los casos, pánico en las empresas editoras. Es afrontar una realidad que cuesta admitir, que implica cambios estructurales y de relaciones en la producción. No digo que sea la fórmula adecuada. No les ha quedado más remedio porque no se podía pagar esa factura por más tiempo. Incluso los más prometedores han tenido que despedir a una tercera parte de su plantilla, lo más valioso de una producción. La cuestión es, ¿sucederá lo mismo que en The Daily? ¿Hablaremos en Facebook del centenario del semanario? ¿En 2033 que soportes, medios, y marcas todavía estarán en el mercado?

Hay formatos que parecieron novedosos hace dos años, que en la actualidad siguen sorprendiendo pero se ven como “realizables” y sin embargo, la gran mayoría de la industria, por poner un porcentaje, más del 95%, no es capaz de aplicar estas mejoras en su actividad productiva diaria, semanal, o mensual. Para muestra, un botón.

De los soportes a las fórmulas (y la marca)

Ayer destacaba la multiplicidad de soportes en la que estamos inmersos. Es una tendencia creciente que no parará en los siguientes semestres. No se trata solo de soportes físicos: modelos de smartphone, los problemas de fragmentación con Android, o la aparición de un iPad mini. También existe un ecosistema de soportes no físicos que requiere su propia reflexión. En todo caso, sean físicos o digitales, esta realidad plantea la repensar las fórmulas de ayer. Ya no sirven.

En cierta forma la multiplicidad de la exposición del contenido tiene cierta relación directa con la deslocalización de los recursos. El entusiasmo del mercado digital es un efecto innegable (algunos lo disfrutan más). A pesar de la sobreabundancia de información, es un hecho innegable que cada vez consumimos más contenidos y que están cada vez más conectados gracias a los servicios que han crecido como músculos que articulan el esqueleto que forman las redes sociales.

También hay que tener en cuenta que desde ahora empezaremos a ver un efecto interesante: el porcentaje de personas que consumo contenidos digitales desde hace dos años será superior al que se ha incorporado recientemente.

La experiencia nos dice que no se han cansando de este entorno, son más selectivos. Son consumidores, clientes, que demandan mayor calidad porque desean mejorar su experiencia y servicio recibido en el pasado. Es un fenómeno bien conocido en grupos más pequeños por lo que, salvando las diferencias con el pasado, los criterios de utilidad, flexibilidad, e integración se convierten en nuevas barreras de entrada al mercado.

Los cambios en los soportes, la forma de conducir esos contenidos presentan retos en diferentes frentes. Para el productor de formatos, para el creador de servicios de valor añadido, para la organización origen de la información, en la selección diaria por parte de los que usamos el entorno digital. ¿Alguien puede pensar que no hay que aportar nuevas fórmulas? Es evidente que la intencionalidad de esas soluciones que son necesarias aplicar si no se quiere quedar descolgado de la nueva ola de consumo tiene que tener una intencionalidad y no es la venta realmente. Es la potenciación de la marca.

Herzlichen Glückwunsch!

La forma de percibir la tecnología en el mundo actual – es decir hoy y no ayer – ha cambiado más de lo que parece. Los que tenemos un poco de memoria recordamos la época en la que los grandes de la Red eran identificados por el liderazgo de sus creadores más allá del circuito en las que se encuentran los especialistas en tecnología de contenidos. Había una huella indeleble parecida a la que se recuerda en la relación entre Microsoft y Bill Gates. Con Steve Ballmer no es lo mismo.

Apple era, y es, Steve Jobs. Yahoo! era Jerry Yang, FlickR era la pareja perfecta… Una larga lista de creadores de servicios que se incrementa día a día, mes a mes. Participar en algunos foros te va dando ideas de que proyectos pueden despuntar en el próximo semestre. No obstante, parece que estamos viviendo en esta época el síndrome de Belén Esteban 3.0. Parece que para demostrar que se conoce de tecnologías hay que sumar uno al número de moda. Por eso duele a los oídos escuchar el 4.0 (sic) a quién no ha llegado a la mitad de esa cantidad. Detrás de enunciar un concepto tiene que haber un conocimiento o te conviertes en busto de escaparate, solo vistes la ropa.

Vivimos el momento de la notoriedad, de los fuegos artificiales, por encima de lo relevante, de las características que demuestran que la palabra éxito no se relaciona con un fogonazo, sino con una luz de gran intensidad continua en el tiempo. ¿Se acuerdan de Keteke? La gran red social de Movistar. Un barco de ejecutivos desembarcaron ante jóvenes que no llegaban a los 30 y si fueron listos descubrirían que no sabían donde se metían. A pesar de todo, compraron una imagen, dos palabras y alguna idea y creían que podrían ejecutarla solo por tener capital y medios para desarrollar una caja de zapatos. A pesar de que podrían invertir a fondo perdido lo que quisieran, no les duró ni dos años. Para poner en la balanza otro ejemplo, Apple, un ejemplo de búsqueda de la excelencia, ha reconocido que Ping no es lo suyo en cuestión de meses. Lo dijo un workalcoholic.

– teoría + práctica

Reconozco que en ocasiones le dedico tiempo a escuchar con una sonrisa a los teóricos sin fondo. Contar una idea, un concepto, adornado de palabras y términos coherentes es muy fácil. Ponerlos en unos slides o papel, también. Incluso con un vídeo que lo enriquezca para demostrar que puede existir. Lo cierto es que los proyectos del ecosistema de la información se fundamentan en el fondo, en el papel que pueden jugar en ese ecosistema al nacer, la capacidad de pivotar, la capacidad de adaptarse a los big players, o simplemente de que utilicen metáforas probadas que no estén afectadas por los condicionantes implícitos a un escenario diferente. Leer opiniones, y datos, de personas como Aaron Greenspan, Adam D’Angelo, Bernardo Hernández, o  Joseph Smarr, entre otros, aportan muchísimo más valor que los teóricos que han realizado siempre malas ejecuciones de proyectos.

Como en la naturaleza, un ecosistema que nació millones de años y que han clonado los ecosistemas digitales, lo que importa es que todos los días la clorofila tiene que funcionar. Lo noticioso, el efecto ébola, no es perdurable, y siempre será un cohete de artificio.

Como cambiar la imagen de cabecera en Twitter

Twitter ha realizado un cambio de diseño que permite crear una imagen de cabecera, similar a como se hace en Facebook, en los perfiles. Un post rápido para los que aún no saben como cambiarlo.

  1. Elegir la opción “Cuenta” que se encuentra en el menú de la zona superior.
  2. En la página de la cuenta elegir la opción “Editar tu Perfil” que se encuentra en la zona superior derecha.
  3. Al abrirse la página que permite modificar el perfil, en la zona derecha, elegir “Diseño“.
  4. Enviar la imagen de fondo escogida y modificar las opciones que se deseen en la zona del formulario que aparece en la zona inferior.
  5. El perfil no se cambiará hasta pulsar “Guardar Cambios

Page 1 of 4

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén