Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Alfonso Serrano abandona la secretaría técnica del CD Tenerife leer
GOPE BHAGWANDAS MAHTANI CÓNSUL GENERAL DE LA INDIA EN CANARIAS

"Nuestros negocios son ahora las inmobiliarias, la medicina y el derecho"

IOSUNE NIETO, Tenerife
16/dic/07 0:50 AM
Edición impresa

La comunidad hindú que empezaron a conformar una clase comerciante que dio el salto desde África está asentada en Canarias desde los años 50. Hoy en día, totalmente integrada en la idiosincrasia de las Islas, curiosamente sus costumbres y cultura siguen siendo grandes desconocidas entre los canarios.

Ciertamente es una comunidad "silenciosa", de hombres trabajadores, mujeres poco visibles en la vida social, de costumbres familiares y poco dada a aparecer en los medios de comunicación.

-Comunidad india, hindú o indostánica. Aclárelo.

-Hindú. A todos los que venimos de la India nos llaman indios, pero en el extranjero. En la India somos hindúes. Somos indios por la razón de que hay varias comunidades, aunque sean musulmanas o cristianas, de la traducción inglesa "indian". Pero hindúes somos todos. El club indostánico lleva desde los años 50 y tenemos unos 8.000 ó 8.500 miembros de origen indio, porque unos 2.000 están nacionalizados españoles.

-Usted pertenece a las primeras oleadas de hindúes que llegaron a las Islas.

-Oleadas no. Llegaron poco a poco. Eran comerciantes, situados en la parte norte de África, cuando Tánger era un puerto internacional y había facilidades para importar la mercancía.

-¿Por qué los comerciantes hindúes recalaron primero en África?

-La mayoría estaban en puertos francos, en Malta y en Egipto, y tenían conocimientos del comercio. Cuando vinieron a Canarias, en los años 50 y 60, todavía las Islas no eran muy conocidas, pero después de la guerra del canal de Suez comenzaron a llegar todos los barcos a través del cabo de Buena Esperanza y las Islas comenzaron a coger mucha fama. Venían a diario cruceros procedentes de América Latina y eso era lo que daba negocio y la comunidad hindú comenzó a tener también mucha fama. No existía aún Playa de las Américas y los turistas que venían sabían que aquí (Santa Cruz y El Puerto de la Cruz) podían hacer una buena compra.

-Pero eso ha cambiado.

-Sí, ha cambiado. Muchos se han movido para el sur de la Isla, y ya no llegan tantos cruceros, aunque últimamente hay más movimiento. En los últimos años, el comercio hindú ha bajado mucho en el centro de la ciudad.

-Este comercio era un gran atractivo para el turista peninsular.

-Eran los mejores compradores, pero los precios ya no les son tan rentables y por eso en la calle Betancourt Alfonso, que estaba llena de arriba a abajo de comercios hindúes, ahora sólo quedan cuatro.

-También han reaccionado, se han modernizado y trasladado donde están los centros comerciales.

-Pero lo han hecho los que han podido, no todos. Lógicamente, las grandes superficies han perjudicado no sólo al comercio hindú, también al otro.

-¿En qué otras profesiones se les puede ver?

-En los últimos años, los padres se han dado cuenta de que nuestro tipo de negocio no seguirá para siempre y han empezado a tomar otros caminos. Por ejemplo, ahora tenemos médicos hindúes, abogados, algunos trabajan en bancos, en periodismo y técnicos. Yo creo que la nueva generación no quiere seguir el mismo camino de los padres. También están entrando en inversiones inmobiliarias.

La mujer

-La mujer hindú aparece poco en la sociedad.

-Normalmente no trabaja en las tiendas. Tiene bastante responsabilidad en la casa, aunque en algún comercio está la mujer al lado de su marido, quizá para mantener un nivel económico.

-Pero, en general, se queda en casa una vez casada.

-Sí, sí, pero esto es en Santa Cruz, no en Playa de las Américas.

-O sea, se está incorporando como el resto de mujeres al empleo.

-Sí, pero la mujer hindú tiene mucho trabajo en la casa.

-¿No es un comentario machista?

-No, lo que pasa es que alguien tiene que tomar la responsabilidad de la casa.

-¿Qué es lo que ha cambiado de ustedes en Canarias? Es curioso lo poco que ha trascendido de su rico bagaje cultural, de sus ritos y costumbres que siguen manteniendo.

-Nosotros seguimos manteniendo nuestra cultura y nuestros hijos no sé si lo harán. No les da tiempo para concentrarse más en la cultura de la India. La conocen, pero no tan bien como sus padres, que la llevan en la sangre. Pero lo intentan.

-Creo que tenemos un gran desconocimiento de su cultura y hay ritos, como los matrimonios entre ustedes, que nos pasan desapercibidos.

-Todos los hindúes contraen matrimonio dos veces: según la ley personal, la religión, y después pasan por el registro para que sea reconocido por el Estado, lo que no ocurre en otras comunidades religiosas.

-Y ¿qué está pasando con la indumentaria? Ya sólo se ve a alguna mujer mayor que lleva el sari en nuestras calles.

-Es que es más cómodo caminar por la calle con pantalones o vestidos, pero cuando hay días festivos, yo prefiero que mi mujer vaya vestida como hindú.

-Ustedes hablan algo así como anglo-canario-hindú.

-En la India existen 18 idiomas oficiales y más de mil dialectos. En cada familia se hablan al menos tres idiomas. Tenemos el seindhi, el idioma del Esatdo indio, y luego hablamos la mitad en español y la mitad en inglés, porque encontramos una dificultad por no haber aprendido bien el español. Los mayores hablan seindhi en sus casas, y la mayoría hablamos inglés bien, y eso es una ventaja que tenemos.

Cónsul Decano

-Usted es decano de los cónsules en Santa Cruz de Tenerife desde julio pasado. ¿Cuál ha sido su labor?

-La labor del decano y de un cónsul es la misma, sólo que tiene que hacer una mayor representación. Tenemos dos secretarios, dos jefes de protocolo, una tesorera y un vocal, y eso me ayuda a hacer llegar el mensaje a las autoridades.

-¿Qué mensaje?

-Intentamos hacer llegar la labor de un consulado, porque muchas veces la gente cree que está para firmar cuatro documentos y nada más. Nosotros somos un espejo del país que representamos y esa es la imagen que queremos hacer llegar.

-También tendrán problemas.

-Depende de cada consulado. Hay algunos en que hay mucho trabajo, pero son cónsules de carrera, como el de Venezuela, al tener tantos ciudadanos aquí. Pero la mayoría, que somos honorarios, no tenemos medios suficientes.

-¿Qué tipo de trabajo hacen?

-Aquí no emitimos pasaportes, aunque ayudamos a solicitarlos a través de nuestra embajada. Visados sí, a cualquier ciudadano, incluso hindúes que se han nacionalizado españoles. A la hora de renovar su documentación ante Extranjería necesitan muchos papeles, porque hay mucha gente que no tiene partida de nacimiento, porque han nacido en el lado que es hoy en día Pakistán y el consulado tiene que justificarlo. También legalizamos documentos y hacemos labores de traducción.

-¿Cómo es ahora la emigración regular de hindúes a Canarias?

-Por familiares que están aquí, pero ya no vienen para abrir negocios. Al contario, sé que algunos se están yendo para otros países o regresando cuando ven que no tienen un buen futuro aquí. Además, la economía de la India está creciendo y creen que pueden tener una oportunidad de negocio allí.

-Ustedes pidieron recientemente que se agilicen los visados.

-Eso es para traer a familiares. La embajada española en Nueva Delhi ahora pide muchos papeles. Si se invita a un familiar a pasar uno o dos meses aquí, hay que dar muchas pruebas para venir.

-¿Celebran la Navidad?

-Nosotros celebramos la Navidad de ustedes como la celebramos en nuestro país. El año nuestro no coincide porque nuestro calendario es distinto al cristiano y hemos celebrado hace poco el año 2064. Pero durante esta época, las celebraciones son las mismas. Aquí no tenemos costumbre de ir a la iglesia, pero en la India sí, aunque a muchos hindúes los ves aquí entrar en iglesias.

-Ustedes tienen sus templos en algunos pisos.

-Tenemos varios templos, en la calle San Francisco, en Pérez Galdós...

-¿Cuándo es motivo de reunión?

-Los domingos, siempre. Los jueves van solamente las señoras, y en el templo de la calle San Francisco se puede ir los lunes. Se puede elegir dónde tener una hora de paz y escuchar los sermones.

-¿Y qué comerán en Navidad?

-Comida vegetariana. Comemos todo tipo de comida, menos ternera. Abrimos vino, champán, whisky...e invitamos a la familia.

-¿Hay diferencias entre la comunidad de Santa Cruz, El Puerto de la Cruz y el sur?

-Cada una tiene su propia comunidad. En El Puerto de la Cruz hay unos 300 y en Santa Cruz, unas 800 personas. En el sur es donde está creciendo, aunque las condiciones del comercio allí son mucho más duras, porque abren a las diez de la mañana y cierran a las diez de la noche, todos los días, incluidos los domingos.

- La comunidad hindú en Canarias es la de mayor peso en España, pero ¿en qué Islas tienen mayor rpesencia?

-En Santa Cruz y Las Palmas. Eso no ha cambiado. Pero somos una comunidad pequeña, aunque muy visible y que lleva muchos más años que los de otras nacionalidades.

-¿No cree que seamos racistas o xenófobos?

-No, no, o no tiene por qué. La gente sabe que la comunidad hindú es pacífica y no se mete en los asuntos de otros.

32 consulados

-Como decano del Cuerpo Consular, ¿podría decir qué problemas tienen los consulados?

-Los problemas dependen de cada consulado, aunque si hay algo destacado, lo comentamos. Hay personas que creen que se les pueden resolver todos sus problemas, con sus negocios o con sus familiares. Pero hay un límite.

-¿Cuántos consulados hay en la Isla?

-Acreditados en el cuerpo consular, 32, pero aparte hay cuatro o cinco más que no pertenecen al anterior.

-¿Ha descendido su número en esta provincia?

-Yo creo que han aumentado, porque han abierto el de Argentina y creo que también otro de Santo Domingo y el de Finlandia.

-¿Pero no se los han llevado algunos a Las Palmas?

-No, puede haber uno o dos más y de carrera. Japón, Corea, Marruecos, Mauritania y Senegal tienen su sede allí, por cercanía o porque sus barcos van más allí. Alemania sí cerró aquí y ahora tiene un consulado honorario. En Tenerife sólo son de carrera el de Gran Bretaña, Argentina y Venezuela.

-¿En qué están trabajando los consulados en este momento?

-Cada uno tiene su propia responsabilidad, pero es cierto que los consulados europeos tienen menos problemas que otros por formar parte de la UE.

-A usted ¿qué le complica la vida?

-Las llamadas telefónicas. Aunque tenemos un horario de 9:30 a 14:00 horas, me llaman. Y cuando van a renovar papeles, tenemos que emitir bastantes certificados. Los que me traen más problemas son abogados y notarios que piden leyes de la India y yo no soy un asesor jurídico del gobierno. Cuando hay casos de divorcio entre dos ciudadanos hindúes, eso trae problemas, porque se casaron por la ley hindú y es difícil divorciarse en España. Mi consejo es mandar poderes a sus abogados en la India y que allí se lo solucionen.

-¿Hay muchos divorcios?

-Sí, son mujeres jóvenes que se crean otra expectativa cuando vienen y no sé qué está ocurriendo, porque llevan dos años casadas y se quieren divorciar.

-¿Le comunican problemas de sus ciudadanos con la Policía?

-Sólo por motivos de malas prácticas comerciales, o porque no cumplen algún papel de Extranjería, pero en la cárcel de Tenerife II no hay ningún ciudadano de nacionalidad hindú.

GOPE BHAGWANDAS MAHTANI CÓNSUL GENERAL DE LA INDIA EN CANARIAS