Santa Cruz de Tenerife
PARQUES EÓLICOS

La Concap celebra que se declaren de interés general

EL DÍA, Tenerife
27/dic/11 0:59 AM
Edición impresa

Los más de 700 empresarios que integran el accionariado de las empresas impulsoras de energía eólica, integradas en la Confederación Canaria de Asociaciones Empresariales (Concap), consideran "muy positiva" la decisión del Gobierno de Canarias de declarar de interés general los parques eólicos.

En una nota, el presidente de la Concap, Juan Luis Lorenzo, afirma que es una decisión "seria, valiente e imprescindible", en la que ha tenido mucho que ver el empuje de la viceconsejera de Industria, Francisca Luengo, y el apoyo "sin fisuras" de la Consejería de Política Territorial, que dirige Domingo Berriel.

Recuerda Lorenzo que los empresarios apostaron por la inversión en el desarrollo de la energía eólica desde el principio. "Desde 2004 sabíamos de la importancia de este sector para el desarrollo, a todos los niveles, de Canarias tanto en lo que se refiere al impulso económico, como lo que tiene que ver con la investigación y, lo más importante, la creación de una gran cantidad de puestos de trabajo", subraya.

El potencial que tiene Canarias en energías renovables es equiparable al de Arabia Saudí con el petróleo, recuerda el presidente de la patronal canaria, quien, sin embargo, remarca que "hasta ahora no había quien tomara la riendas, quien diera un manotazo en la mesa y dijera vamos a caminar". "Hasta ahora había buenas palabras, y muchos palitos en las ruedas del desarrollo de esas energías, aún a sabiendas de que producir un megawatio/hora en las Islas cuesta 210 euros, cifra que se reduce hasta los 80 euros si se usa energía procedente de los aerogeneradores", subraya.

Lorenzo recuerda que en 2008, Metchild Rothe, entonces vicepresidenta del Parlamento europeo, dijo que las Islas debían ser "pioneras" en el uso de energías renovables, e hizo hincapié en que podían actuar como "lanzaderas para la generalización de energías renovables en el espacio continental".

"Pero hasta ahora, todo estaba parado. Los parques que habían sido adjudicados en el concurso del 2007 veían ralentizado su proceso debido al techo burocrático que consume todos los proyectos empresariales en unas Islas en las que la penetración de la energía eólica está situada entre el 5% y el 6%, frente al 20% de la Península", manifiesta Lorenzo