Santa Cruz de Tenerife

La licitación pública en las Islas cayó más de dos tercios de 2010 a 2011

Entre el Estado, la Comunidad Autónoma y las corporaciones locales, la inversión pública se contrajo desde los 920 millones de euros de 2010 a solo unos 300 millones el año pasado. Esta vez el Ejecutivo regional no compensó con fondos adicionales -como hizo de 2009 a 2010- el retroceso del resto de las administraciones.
EL DÍA, S/C de Tenerife
23/feb/12 1:17 AM
Edición impresa

Las licitaciones públicas se desplomaron a un tercio entre 2010 y 2011, según los datos facilitados por la patronal de la construcción, Seopan. A diferencia de lo que pasó entre 2009 y 2010, el Gobierno regional no compensó con un esfuerzo presupuestario adicional -vía convenios de obras- la debacle de las asignaciones a esta actividad por parte de las corporaciones locales y el Estado.

En concreto, la licitación pública de 2011 cerró con un volumen inversor de algo más de 300 millones, frente a los cerca de 920 millones de 2010 entre las asignaciones de los ayuntamientos, cabildos, comunidad autónoma y Estado.

Aunque el año pasado comenzó con titubeos sobre los recursos que cada administración destinó a las licitaciones -tanto el Estado como la autonomía reforzaron ligeramente sus presupuestos inversores en enero de 2011 en comparación con el mismo mes de 2010-, a partir de abril ya estaba claro que sería un año de importantes retrocesos en esta materia. Así, enero fue el mes en que menos cayó la inversión pública en las Islas.

En este mismo sentido, las corporaciones locales intentaron paliar las caídas del resto de las administraciones en febrero de 2011 -32,8 millones frente a los 18,7 millones del mismo periodo de 2010-, siendo ese el único mes que registró una subida de la inversión de la licitación pública por parte de los cabildos y los ayuntamientos. El resto del año recortaron en este concepto.

Pero desde el segundo trimestre de 2011 el hundimiento de las cifras por parte de todas las administraciones fue una tendencia constante que se dio con cada vez más fuerza a lo largo del año.

El último trimestre del año, que es cuando suelen ejecutarse buena parte de las inversiones que durante los meses anteriores no pudieron concretarse, también presentó una caída importante.

Con la excepción de las licitaciones de la administración estatal en el último mes del año -6,8 millones de euros en comparación con los 3,5 millones de diciembre de 2010-, lo que predomina desde octubre de 2011 en adelante son los desplomes en la inversión pública.

En el décimo mes de 2011 las inversiones se contrajeron a 6,7 millones de euros por parte de las corporaciones locales frente a los 86,5 millones registrados en octubre de 2010, una caída superior al 90% interanual.

En noviembre destaca el retroceso de las licitaciones autonómicas, que se desplomaron desde los 114,6 millones de euros de 2010 a tan solo 6,1 millones el mismo mes del año pasado, una disminución de cerca del 95%.

En diciembre, los presupuestos inversores de la comunidad volvieron a contraerse desde 12,7 millones de euros en 2010 a tan solo medio millón de euros -una caída del 96% interanual-, mientras que las corporaciones locales restringieron las licitaciones públicas de 48,2 millones de euros en ese mismo lapso de tiempo -en 2010- a escasos 1,5 millones en 2011, una reducción en torno al 97%.

Los recortes anunciados en las cuentas canarias en los años anteriores explican, en parte, este desplome de las licitaciones, si bien el Ejecutivo regional puntualizó a inicios de 2011 que los acuerdos previos suscritos entre la comunidad autónoma y el Estado habían "salvado" las financiación de los convenios de obras de 2010.

En esa oportunidad, la mayor parte de los fondos de las licitaciones públicas estaban reservados para el Convenio de Carreteras y, en segundo lugar, al de Aguas.

El Gobierno afirma que son datos parciales, pero admite que la inversión pública retrocede en el Archipiélago

El Ejecutivo autonómico critica que los datos publicados por la patronal Seopan sobre las licitaciones públicas son parciales, si bien reconoce que la inversión retrocede. Desde la Consejería regional de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial se apunta que es "lógico" que en el escenario actual, "con la situación económica que atravesamos, las cifras de licitación disminuyan". Aún así, insiste el departamento que dirige Domingo Berriel, "al menos en el área más inversora que compete a esta consejería, como es la de carreteras, el importe de licitación anual no es una muestra clara de la actividad que está generando la consejería, puesto que se licita solo una vez, pero las obras se suelen prolongar durante varios años". Así, el informe de Seopan "afirma que el Gobierno de Canarias licitó obras en 2011 por un total de 127,6 millones de euros y que la licitación total con destino a la comunidad autónoma ascendió a 304,6 millones de euros", explica el Ejecutivo regional. "Mientras Seopan aporta ese dato de licitación, solo el área de carreteras del Gobierno de Canarias invirtió 226,54 millones de euros en las Islas durante 2011 -100 millones más de lo licitado en toda la obra pública, según los datos de Seopan-", defiende Obras Públicas.