Santa Cruz de Tenerife

El abandono escolar ha bajado ocho puntos en cuatro años

Un 23,8% de los jóvenes no estudiaba ni había superado la Secundaria al cierre de 2014, lo que pone a Canarias muy cerca de cumplir el objetivo europeo para el próximo año.
M.G., S/C de Tenerife
24/ene/15 02:15
Edición impresa
El abandono escolar ha bajado ocho puntos en cuatro años

Son tasas aún muy altas, pero indican que se va "en la buena dirección". Así resumió ayer el consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, la evolución experimentada en los últimos cuatro años por el abandono escolar temprano, que se ha reducido en casi ocho puntos porcentuales y que, con un 23,8%, ofrece hoy "el mejor de todos los registros que ha tenido nunca la Comunidad Autónoma".

El dato, extraído de la Encuesta de Población Activa (EPA) referida al último trimestre de 2014, coloca al sistema educativo canario muy cerca de cumplir el objetivo comprometido por España con la Unión Europea para el próximo año, cifrado en el 23% de jóvenes de entre 18 y 24 años que no estudian y que disponen, como mucho, del título de ESO. Pérez se mostró convencido, incluso, de que Canarias estará en condiciones de satisfacer la meta fijada para 2020, un 15%. "Si continuamos así, está al alcance de la mano", aseguró.

Después del 31,5% de 2011, el abandono bajó al 28,3% el año siguiente y al 27,5% en 2013, para alcanzar ahora el mencionado 23,8%.

La mejora de las tasas de abandono ha ido pareja al progreso de otros indicadores, como el índice de alumnos repetidores -que se ha recortado "ostensiblemente"- o el de titulación en las diferentes etapas educativas.

Las razones que explican esta mejoría son, según el consejero de Educación, la ampliación de la oferta de plazas, sobre todo en Formación Profesional -para favorecer el regreso a las aulas de quienes habían dejado sus estudios atraídos por un trabajo fácil y normalmente bien remunerado, en especial en la construcción- y la tarea desarrollada por "miles de docentes", con una mención particular a los que trabajan en programas de lucha contra las dificultades de aprendizaje.

No obstante, el también vicepresidente del Ejecutivo autonómico no descartó la influencia del "cambio en el mercado laboral" -las menores expectativas de encontrar empleo desincentivan el abandono-, aunque también destacó que en este periodo -a su juicio, "el peor momento educativo"- el Gobierno central "ha sacado del sistema 10.000 millones de euros". "O desde Canarias respondíamos con mejores estrategias y recursos o el desplome iba a ser absoluto", indicó Pérez, que resaltó que el sistema educativo se ha convertido en "un imán que convence a los jóvenes para venir y luego les permite cualificarse".

La progresión de la cifra de abandono escolar prematuro se ha producido "en un tiempo récord" y ha superado, incluso, las previsiones de la propia Administración educativa. José Miguel Pérez recordó, en este sentido, que cuando se reunió con el Consejo Escolar de Canarias el pasado noviembre auguró que el dato rondaría el 25% al final del año. "Afortunadamente me equivoqué", celebró ayer el titular de Educación.